El Constitucional avala que el hijo no nacido compute a efectos de escolarización

Català: “Oltra se esconde, no da la cara y miente en materia de menores”Català: “Oltra se esconde, no da la cara y miente en materia de menores”

El Tribunal Constitucional avala que el hijo no nacido sea considerado como un miembro más de la familia a efectos de escolarización, según informó la portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, María José Català, quien catalogó de “una buena noticia” la decisión  del Constitucional de desestimar la cuestión de inconstitucionalidad que se planteó respecto a este apartado de la Ley de Protección de Maternidad impulsada por el Gobierno del PPCV y aprobada en Les Corts en 2009.

La diputada popular recordó que la Ley se aprobó sin recursos “y era cuanto menos extraño que posteriormente se pusiera en duda el desarrollo normativo de la misma”. La portavoz popular subrayó que la sentencia del Constitucional “no tiene votos particulares discrepantes” y además recordó que se incluyeron los requisitos estatales, como hermanos matriculados en el mismo centro o proximidad al domicilio familiar, con la única salvedad de que se introducía el estado gestante de la madre pero siempre como criterio adicional.

La portavoz adjunta popular afirmó que para el PPCV “la protección de la familia y la educación son dos pilares fundamentales, y a través de esta norma se conjugan los dos aspectos”. Así, el PPCV ha exigido que se cumpla este precepto normativo en el nuevo decreto que regula la admisión escolar, así como retroceder en la intención de eliminar el distrito único. “Puig y Oltra van a tener que mojarse respaldando a las familias. La libertad de elección de centro es un asunto fundamental, los padres y madres han manifestado su oposición a esta nueva política educativa que solo persigue destruir lo anterior e ideologizar la educación valenciana”, apostilló.

Català se preguntó “qué pensarán la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, de la decisión del Constitucional, ya que cuando se aprobó la Ley afirmó que era una norma en contra de la dignidad de las mujeres”. De la misma manera, se preguntó por la valoración del conseller de Educación, Vicent Marzà, “empeñado en elegir desde la Conselleria el centro escolar en el que deben estudiar los niños valencianos, apostando por el adoctrinamiento y coartando la libertad de los padres”.

Català afirmó que desde la izquierda “se habla mucho de los modelos de familia, pero luego no hacen nada por ninguna de ellas. Ha quedado de manifiesto en los Presupuestos de la Generalitat de 2016, donde no se habla de fomentar la cultura de la familia, ni se tiene en cuenta programas para las que viven en situación de riesgo”. A lo que añadió: “El tripartito se ha olvidado, no sabemos si conscientemente, de la atención especializada para las familias más necesitadas o del fomento de la conciliación familiar y laboral”.