El parking de Brujas se atraganta

Obras en plaza de BrujasFoto del blog de Enrique Fornes Angeles

Paralizado y sin solución “atractiva a la vista”. Así se encuentra el parking de plaza Ciudad de Brujas, una piedra en el zapato de vecinos, vendedores del Mercado Central y, con tanta ida y venida, también de Ayuntamiento y Generalitat.

Ahora la alcaldesa, Rita Barberá, ha pedido a la Generalitat una tregua para que las empresas se interesen por culminar el proyecto de urbanización y comenzar con la gestión del aparcamiento porque de lo contrario, ha dicho, “es imposible que alguien entre allí”.

De este modo, la primera edil ha pedido a la Administración autonómica plazos más largos para que la futura empresa concesionaria pueda asumir los 11 millones de euros adelantados o a reducir esa cantidad. Sin embargo, la Generalitat ya respondió “no” a esta última alternativa hace unas semanas. Sólo queda esperar a esa nueva reunión que tendrá lugar dentro de aproximadamente 15 días entre los dos entes, Ayuntamiento y Conselleria, para encontrar una solución al problema.

Dos días después de Barberá, se reuniera con los comerciantes del Mercado Central para tratar varios temas (además de este, la instalación de sistemas de refrigeración en el recinto), las administraciones local y autonómica se vieron las caras, este miércoles, para llegar a una conclusión que no suena a novedad: “estudiaremos una solución administrativa y económica”.

En este encuentro los concejales de Urbanismo, Alfonso Novo, y Circulación y Transportes, Alberto Mendoza,transmitieron a los representantes de la Generalitat “la importancia de desbloquear este asunto para aminorar la carga de 11 millones de euros de la que ha de encargarse la futura empresa concesionaria del aparcamiento”, una vez se vuelva a convocar el concurso para la adjudicación.

Recordemos que el Ayuntamiento llegó a proponer al Consell que revisara a la baja el proyecto, un punto al que no accedió la Conselleria de Infraestructuras y que a estas alturas persiste el bloqueo de la urbanización de la plaza, la licitación del aparcamiento y el acondicionamiento interior de todas las plantas.

Los socialistas pidieron al Consistorio mediante moción “no devolver a la Generalitat los 11 millones”. A lo que Mendoza contestó que no era una condición posible “de ninguna manera. La Administración ha de ser responsable. No podemos cargar a los vecinos la adecuación del parking, sino que hay que buscar en el ámbito de la empresa privada la solución del asunto con rapidez y celeridad. De hecho, nada más quedar desierta la licitación, nos pusimos a trabajar para solucionarlo cuanto antes”.

De este modo, los responsables políticos han vuelto a incidir en un ‘cambio de look’ del pliego de condiciones para que resulte más “atractivo” para las empresas y se animen a presentarse a llevar a adelante el proyecto. La concesionaria anterior al frente se quedó sin liquidez y las 16 que se interesaron por la continuación de las tareas “llegaron a una situación de confusión”.

“Ha quedado clara la voluntad por ambas partes de desbloquear este asunto”, insisten desde el Ayuntamiento y Generalitat. Por su parte, el PSPV sugiere a Barberá que pegue un golpe sobre la mesa “aunque eso le cueste pelearse con sus compañeros de partido”. Por lo pronto la alcaldesa ya se ha pronunciado y posicionado. Ahora toca esperar.