El PSPV alerta de la desprotección de los recursos naturales

El portavoz de Medio Ambiente del PSOE en el Congreso, Jose Luis Ábalos, ha advertido de que la política medioambiental de la Generalitat Valenciana “está en la misma línea de actuación del Gobierno Central de desproteger y aniquilar los recursos naturales”.

Ábalos, en un comunicado, ha apuntado que el despido del 80% de los técnicos de Vaersa que se encargaban de la gestión de los espacios naturales protegidos “pone en riesgo” los parques incluidos en la Red Natura 2000, la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y diferente Lugares de Interés Comunitario (LIC), ya que no cumplirían parte de los requisitos exigidos por las directivas europeas.

Así, ha señalado que el Parque Natural de las Hoces del Cabriel y el de la Sierra Calderona “se ven directamente afectados por los recortes de la Generalitat”. En este sentido, ha lamentado que el primero de ellos, con una extensión de 4.000 hectáreas pasa de tener tres técnicos de gestión a uno solo, mientras que el Parque Natural de la Sierra Calderona, con 18.000 hectáreas y cientos de miles de visitantes al año, queda con solo un técnico de gestión de Vaersa.

El diputado socialista ha informado que ha presentado una pregunta al Congreso para saber “si considera que tras la drástica reducción de personal en Vaersa supone una amenaza para el cumplimiento de las exigencias y compromisos europeos en materia de protección de espacios naturales por parte de la Comunidad Valenciana”.

APOYO A LOS TRABAJADORES

Por otro lado, el también secretario provincial del PSPV ha mostrado su apoyo a los trabajadores de Vaersa que este miércoles se concentran frente a la Generalitat para exigir la readmisión del personal afectado por el ERE, a la espera de la decisión del Tribunal Supremo respecto a la nulidad del proceso que sentenció el TSJCV y que el Consell recurrió.

Ábalos, ha mostrado su confianza en que el fallo sea favorable a la readmisión de las 197 personas despedidas por la empresa pública el pasado año, pero ha querido resaltar que “los problemas no acabarían aquí, ya que la tramitación de los despidos se ha gestionado de forma que la readmisión está en el aire ya que en su momento se suprimieron los puestos de trabajo, tal como me informaron hace meses los propios afectados por el ERE” .

Si el Tribunal Supremo ratifica el fallo del TSJCV, los trabajadores “tendrán que ser recolocados y se les tendrá que abonar los salarios de tramitación”. En caso de declararse no ajustado a derecho, la empresa solo estaría obligada al pago de una indemnización.