El PSPV deja ahora en el aire la votación del Síndic de Greuges

A pesar del compromiso al que llegaron la semana pasada populares y socialistas en Les Corts para renovar a José Cholbi como Síndic de Greuges, el PSPV mantendrá la incógnita sobre su posición hasta el mismo momento de la votación, este miércoles. El principal partido de la oposición dejará el acuerdo “en el aire” hasta saber si el PP mantiene su veto a la candidatura de Compromís al Consell Valencià de Cultura en respuesta al rechazo de la coalición al nombramiento de Consuelo Ciscar para este mismo órgano.

Los grupos parlamentarios evidenciaron este martes, tras la Junta de Portavoces de la Cámara, que la elección de los candidatos a la Sindicatura de Greuges, el Consell Valencià de Cultura y el Consell Jurídic Consultiu, que se vota hoy en pleno, aún no está decidida. Para los nombramientos de las dos primeras instituciones hacen falta 66 votos de los 99 diputados, por lo que sería necesario el acuerdo entre el PP y el PSPV; para el tercero basta con 60 votos.

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, trasladó la semana pasada al portavoz del PP en Les Corts, Jorge Bellver, el fin del bloqueo a la renovación de Cholbi, cuyo mandato expiró el pasado 5 de marzo. Pero, según desveló el síndico de Compromís, Enric Morera, Puig también habló con él para asegurarle que, si había algún veto a las propuestas de los demás grupos, los socialistas no votarían la renovación de las vacantes pendientes de estas instituciones.

 

El portavoz del PSPV en la Cámara, Antonio Torres, confirmó este martes que el acuerdo está “en el aire”. El síndico socialista explicó que su grupo esperará a que el PP decida, durante la reunión de los diputados populares antes del pleno, si acepta la candidatura de Compromís al CVC y que se lo comunique. Pero el PP pretende además separar las votaciones en dos, para elegir primero al Síndic de Greuges y nombrar, después, a los nuevos integrantes de las otras dos instituciones. Ésa es la trampa: forzar que los socialistas cumplan con el acuerdo en torno a Cholbi para evitar que se vuelvan a desdecir.

Para el PP, la solución sería que los demás partidos de la oposición hablen con el grupo popular para llegar a un acuerdo entre todos. “El acuerdo al cien por cien sería que todos votaran todo”, afirmó Bellver, aunque en su partido no preocupa mucho un gran acuerdo más allá del apoyo mínimo necesario para sacar adelante el nombramiento del Síndic de Greuges.

En Esquerra Unida, meros espectadores de esta discusión, defienden a su candidata a Defensora del Pueblo, la sindicalista Ofelia Vila, casi con la resignación de saber que los grupos mayoritarios no la tendrán en cuenta.

Para el CJC sólo hay una propuesta, que es la del PSPV, que ha postulado a Margarita Soler para cubrir la vacante dejada por el exsecretario general del PSPV Joan Ignasi Pla. Por lo que se refiere al CVC, los socialistas han presentado a la cantante Sole Giménez, EUPV al escritor Ramón Lluch y Compromís al doctor Ramón Roselló.