El sector audiovisual pide una RTVV con 600 trabajadores y 150 millones de presupuesto

Rosa Vidal, ex RTVV

El portavoz de la Federación de Empresas Audiovisuales Valencianas, Raúl Carbonell, defiende una RTVV con 600 trabajadores y un presupuesto de 150 millones, además de que “sea íntegramente en valenciano, incluyendo la producción ajena”. Así, ha detallado que “saldríamos a 27 euros por habitante” y “sería una radiotelevisión más barata que el resto de cadenas autonómicas”.

Carbonell se ha pronunciado en estos términos durante su comparecencia este martes en la Comisión de Radiotelevisión Valenciana y del Espacio Audiovisual –la segunda de la jornada–, en la que ha remitido a los grupos parlamentarios un documento con 14 propuestas a tener en cuenta de cara a la elaboración de la futura Ley de Radiotelevisión Valenciana.

En su intervención, ha abogado porque la emisión “sea íntegramente en valenciano incluyendo la producción ajena, que deberá ser doblada”, dado que ha lamentado que “ahora tenemos más de un centenar de canales a nuestra disposición y ninguno emite en valenciano”.

ROSA VIDAL DEFIENDE UNA RTVV AUSTERA

Además, Carbonell considera que la nueva radiotelevisión “debe ser un referente lingüístico del valenciano si queremos que las nuevas generaciones sigan hablándolo”. “Mi generación creció viendo la ‘Bola del Drac’ en valenciano y no ha tenido ningún problema para hablarlo”, ha subrayado.

De esta forma, Carbonell ha asegurado que “solo si es cien por cien en valenciano se conseguirá reactivar el sector de doblaje de la Comunitat, que ahora está prácticamente muerto”, por lo que cree que la inclusión de castellano e inglés en la programación “debe ser un objetivo secundario”.

Respecto a la plantilla del nuevo ente, ha señalado que “600 trabajadores sería una cifra adecuada y equiparable al resto de cadenas”, y se ha mostrado partidario de “priorizar la producción propia” y en contra de la externalización de programas para así “evitar la muerte absoluta del sector audiovisual”.

La exdirectora general de Radio Televisión Valenciana (RTVV) Rosa Vidal ha defendido el fomento del valenciano “como servicio público”, una gestión “económicamente sostenible y austera” e implantación de criterios de “total” independencia política como “puntos fundamentales” de cara la elaboración del plan de trabajo conjunto para la creación del nuevo ente público. Además, se ha mostrado contraria al “sobredimensionamiento” de la plantilla y ha asegurado que “sería una soberbia hablar ahora del ERE” que afectó a 1.295 trabajadores.

Así, aunque no ha querido referirse a “cuestiones anteriores” porque “no es el momento”, la exdirectora ha destacado que en el tiempo que estuvo al frente –siete meses y medio, de abril a noviembre de 2013– son “un conato de lo que queremos que sea la nueva RTVV: Cuando dije de aceptar el cargo me daba vergüenza porque era necesario dignificar la cadena“.

Vidal se ha pronunciado así durante su comparecencia este martes en las Corts en la Comisión de Radio Televisión Valenciana y del Espacio Audiovisual, que considera que “puede ser de interés para alcanzar una ley lo más consensuada posible”.