El Síndic de Comptes también pide mejorar la financiación

El Síndic Major de Comptes, Rafael Vicente Queralt, se sumó este lunes a la reivindicación de mejor financiación que en las últimas semanas ha liderado el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. Queralt cree que, más que devolver competencias, “lo que hay que hacer es financiarlas bien”.

El Síndic de Comptes presentó el lunes en la Comisión de Economía de Les Corts el Informe de Fiscalización del Sector Público Autonómico de 2012. En respuesta a las preguntas de los grupos parlamentarios, Queralt consideró que el sistema de asignación de competencias debería ser revisado para que haya mayor eficacia, eficiencia y financiación, además de evitar duplicidades.

El representante de este órgano de la Generalitat afirmó que, si la Comunidad Valenciana hubiera recibido, en los últimos diez años, una financiación igual a la media española, se habría evitado el 45% del total de la deuda: hasta 13.449 millones de euros. Una revisión del sistema, aseguró, “mejoraría la situación”, aunque no la solucionaría “del todo”.

Respecto al Informe de Fiscalización del Sector Público, destaca que en 2012, por primera vez, no aparecen las llamadas ‘facturas en el cajón’; es decir, deudas a largo plazo no contabilizadas. Aunque el documento pone el ojo en las deudas de la Generalitat con Ciegsa, de más de 2.000 millones de euros.

La comparecencia de Queralt derivó también en un debate sobre la acción y las competencias de la Sindicatura de Comptes. Por ejemplo, el PSPV pedirá que el Síndic informe de cuánto cuesta cada año a los valencianos la sanidad, la educación y la política social, algo imposible de saber porque, según el diputado Julián López, en los presupuestos de la Generalitat “se incorporan gastos de años anteriores y se dejan de abonar gastos de ese ejercicio”.

En su turno la parlamentaria de Compromís Mireia Mollà consideró que las facturas de caja fija deberían estar en el registro oficial de facturas “para que todos sepamos la compra del mes de la señora Pastor –secretaria autonómica de Organización– y si come más verdura, más carne o más pescado”. Queralt explicó que, en este tipo de gastos, lo que hay es “un cuentadante que rinde las cuentas y otro que se las aprueba”.

Los grupos de la oposición criticaron que el Síndic no fuera más allá de lo que señalan los informes. En este sentido el diputado de EU Ignacio Blanco lamentó que las recomendaciones que hace este órgano “parecen más una disculpa que una exigencia”.

Rafael Vicente Queralt defendió que los diputados han conocido mucha información de su interés gracias a los informes, informaciones “que hoy están en los tribunales”. Por ejemplo, recordó que la Sindicatura redactó un informe de 40 páginas sobre el ‘caso Cooperación’, en el que se investigan supuestas irregularidades en la concesión de subvenciones por parte de la extinta Conselleria de Solidaridad.

El Síndic de Comptes sí que aprovechó su comparecencia para pedir un cambio legal y que Les Corts se pronuncien sobre las cuentas de la Generalitat. Ha explicado que la Ley de la Sindicatura de Comptes contempla la aprobación del informe de fiscalización por el Parlamento valenciano, pero este pronunciamiento debería hacerse sobre el contenido de dichas cuentas, a la vista del informe.