Frente común de Fabra, Bauzá y Varcárcel por una financiación justa

Los presidentes de la Comunitat Valenciana, Alberto Fabra, de Baleares, José Ramón Bauzá, y de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, se reunirán mañana en Valencia, en una cumbre en la que escenificarán la unión de estos territorios “para hacer defensa común de lo que tiene que ser una financiación justa, solidaria y equitativa en todos los territorios”, en palabras del jefe del Consell.

Este encuentro se produce tras los contactos mantenidos en las últimas semanas entre los dirigentes de estas tres autonomías, que comparten el precepto de que el nuevo modelo tiene que estar “dirigido hacia las personas” y recoger que “en todas las comunidades se cubran siempre los gastos de educación, sanidad y políticas sociales”.

La Comunitat, Baleares y Murcia coordinarán las propuestas que serán remitidas al Ministerio de Hacienda para la reforma del modelo dado que, según señalan desde la Generalitat, todas parten de un diagnóstico similar, ya que reciben una financiación por debajo de la media de las autonomías. Así, su intención es “diseñar una estrategia conjunta que corrija las desigualdades” que sufren con el actual sistema.

Las bases de esa posición son la ruptura del ‘statu quo’, que el nuevo modelo cubra los servicios básicos de sanidad, educación y bienestar social en condiciones de igualdad y con independencia del nivel de renta, así como que se acoja a criterios de población.

El propio Fabra celebraba este lunes el “compromiso expreso por parte del presidente del Gobierno”, en la Convención del PP en Valladolid, de que “este año va a haber una reforma fiscal y un nuevo modelo de financiación, además, haciendo hincapié en los argumentos que utiliza la Comunitat de lo que debe incluir ese modelo y habló de una financiación dirigida hacia las personas, a educación, sanidad y políticas sociales”.

En este sentido, subrayaba que es algo que “nunca había ocurrido” y valoraba la “presión” realizada desde la Comunitat “con argumentos y con razones, tanto la administración como otros sectores especialmente empresariales y sociedad civil”, para que se trate a los valencianos “igual que al resto de ciudadanos españoles”. “Esa presión ha calado y el propio presidente del Gobierno ya ha asumido ese compromiso”, dijo.

Uno de los hitos en el escenario de negociaciones de cara a la revisión del modelo es la publicación de las balanzas fiscales de las comunidades autónomas, que ha suscitado cierta polémica entre las distintas regiones en los últimas meses, especialmente después de que el Ministerio de Hacienda cambiase de opinión esta semana y decidiese publicarlas, además de las nuevas cuentas públicas regionalizadas.

Al respecto, la Comunitat Valenciana se ha mostrado partidaria de “recibir información en un ejercicio de transparencia y claridad en cuanto a los datos que se ofrecen para el cálculo de las cuentas públicas territorializadas, independientemente del resultado“.

Según los datos del avance de ese nuevo sistema, la Comunitat fue la sexta autonomía en recepción de fondos del Estado en 2011, con 3.194 millones, por detrás de Madrid (11.500), Cataluña (8.114), Andalucía (7.500), Galicia (4.037,6) y Castilla y León (3.216,7). Esa cuantía supone el 6,28 por ciento del gasto territorializado, lo que la sitúa 3,2 puntos por debajo en relación al peso del PIB y 4,6 según población.

No puede ser que reciban un gasto tan superior”

El conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, reivindica que “no puede ser que comunidades con un peso inferior al de la Comunitat Valenciana en el Estado, tanto en criterio poblacional como en PIB reciban un gasto tan superior al nuestro”. Subraya, en este sentido, que “únicamente seis autonomías tienen un gasto inferior a su peso PIB” y que la Comunitat es “la segunda con mayor desviación”, tras el País Vasco, y la que posee el mayor diferencial en cuanto a criterio de población.

Del análisis de los datos publicados, destaca que la Comunitat representa el 9,51 por ciento del PIB, mientras que “Madrid, que es aproximadamente el doble en cuanto a su peso/PIB, recibe un gasto cuatro veces superior” o “Cataluña y Andalucía reciban el doble que Valencia”.  Esos datos recogen asimismo que “Galicia y Castilla y León, con un peso PIB casi cuatro puntos por debajo de la Comunitat, reciben un gasto superior que el que se realiza en la Comunitat”.