La Audiencia rectifica y retira la imputación por falsedad documental a Grau

Alfonso Grau, Rita BarberáAlfonso Grau, exvicealcalde del Ayuntamiento de Valencia

La Audiencia Provincial de Baleares ha retirado el delito de falsedad en documento oficial que imputaba por error al vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, en el auto en el que el tribunal abría juicio contra él en el marco del caso Nóos. De este modo, los delitos que pesan sobre el acusado son los de malversación, fraude a la administración y tráfico de influencias.

La sección segunda ha dictado así una resolución en la que da respuesta a la petición de aclaración efectuada por Grau respecto a los tipos penales que se le atribuyen. El juez instructor de la causa, José Castro, decidió suspender el plazo otorgado al encausado para que presentase su escrito de defensa hasta que la Audiencia aclarase la anterior cuestión.

El órgano judicial acordó sentar en el banquillo al alto cargo del PP tras estimar el recurso de apelación que interpusieron los concejales socialistas en el consistorio contra el auto con el que el pasado mes de diciembre Castro excluyó a Grau de entre los acusados que serán juzgados, revocando por tanto la resolución del juez e incluyendo al vicealcalde entre los procesados.

Tras ello, Castro fijó un plazo de 20 días hábiles –hasta el 7 de abril– para que el inculpado pudiera presentar su escrito de defensa y rebatir las imputaciones que dirigen contra él los socialistas valencianos y el sindicato Manos Limpias, que reclaman 11 años de cárcel para él.

En un auto de nueve páginas, la Audiencia se mostraba tajante con la actuación de Grau en relación con el papel que habría desplegado en las negociaciones de los convenios que fueron suscritos en 2004, 2005 y 2006 para la celebración de los denominados Valencia Summit, por cuya organización el Instituto Nóos percibió 3,6 millones de euros, a pesar de que para ello únicamente empleó 910.600 euros.

BONIG NIEGA QUE RAJOY INTERVINIERA

Por su parte, la coordinadora general del PPCV, Isabel Bonig, ha negado que la dimisión de Grau haya estado condicionada por la presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el próximo sábado en Valencia.

Bonig ha remarcado que son decisiones “totalmente distintas” y, de hecho, “ni lo sabía” que venía, ha asegurado. Asimismo, ha defendido que la opción de Grau “es una decisión que le honra” y le ha deseado “lo mejor en lo profesional y en lo personal” donde “lo va a tener porque al final se hará justicia”, ha apuntado.

La dirigente ‘popular’ ha insistido en considerar “injusto” que Grau vaya al banquillo de los acusados “cuando ni el juez –instructor–, ni el fiscal, lo acusan. Lo acusa un partido político”. Pero, “como le asiste la verdad, la podrá demostrar en sede judicial” y, cuando eso ocurra, espera que el PSPV “pida perdón a una persona que habrá cometido errores como todos, pero que ni ha metido la mano, ni se ha beneficiado en las decisiones que ha tomado”.

De esta manera, Bonig ha hecho una recomendación al PSOE: “Las elecciones se ganan ilusionando a los ciudadanos, no metiendo denuncias y querellas a personas honradas”.

Inquirida por si Grau volverá a tener puestos de responsabilidad si se le declara inocente, la coordinadora general del PPCV ha contestado que estamos en un “podrá presentarse y hacer lo que considere”.