La cesión de Puig al abstencionismo deja al PSPV dividido y otras incógnitas

Puig resalta que la Comunitat Valenciana se afianza cada vez más como "una opción de localización preferente" para las empresasPuig resalta que la Comunitat Valenciana se afianza cada vez más como "una opción de localización preferente" para las empresas

El secretario general del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, cedió finalmente a la presión del propio partido y votó favor del abstencionismo, en el Comité Federal del PSOE de ayer, para facilitar la investidura de Mariano Rajoy, Aunque Puig fue uno de los 17 miembros que dimitieron para avanzar la caída de Pedro Sánchez, lo que evidenciaba su postura, el secretario general de los socialistas valencianos mantuvo hasta el último momento su decisión final.

El sí de Puig a la abstención, que permitirá que gobierne en minoría Mariano Rajoy, deja una herida en el propio seno del PSPV y otros incógnitas acerca de la consecuencias que esto pueda tener en el Consell del tripartito.

La división entre los socialistas ha sido clara desde el principio y ayer poca sorpresas hubo. La delegación valenciana en el Comité Federal quedo dividida con 10 votos a favor y ocho en contra. Se sumaron al sí Joan Lerma, Inmaculada Rodríguez Piñero, Ciprià Ciscar, Vicent Sarrià, Toñi Serna, Alfred Boix, Empar Navarro, Ángel Franco y José Muñoz.

Por otra parte, como se preveía, se posicionaron a favor del no el secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Valencia, José Luis Ábalos, Manuel Mata, Carmen Martínez, Gabriel Echávarri, Susana Ros, Andrés Perelló, Pilar Molina y Elena Martín.

Con esta situación, Ximo Puig espera que poco a poco las aguas se calmen en Blanquerías, pero le queda esperar a las reacciones de sus socios de Gobierno, Compromís y Podemos. El más claro fue el secretario general de la formación morada en la Comunitat Valenciana, Antonio Montiel, quien en su día, tras la forzada de Pedro Sánchez, fue contundente y dijo que en caso de que desde Valencia se facilitara la gobernabilidad del PP, se estudiarían las consecuencias y los efectos que podría tener en la Comunitat Valenciana. De hecho, hoy mismo ha anunciado que preguntará a Puig, para que responda en el Pleno de Les Corts, su evaluación sobre las consecuencias de “la repetición de un Gobierno del PP”.

En un plano más silencioso se ha mantenido Compromis, que partidario de apoyar ninguna opción para que Rajoy logre la Presidencia, no ha hablado de ruptura o crisis del Botànic, de momento. Aunque su portavoz en la cámara autonómica, Fran Ferri, ha avanzado que también preguntará al President de la Generalitat cuáles serán las líneas generales del proyecto de presupuestos para 2017, en un “contexto de continuidad de un Gobierno central que nos discrimina”.