Los padres ya no tendrán libertad para escoger el colegio de sus hijos

padres y alumnosLos padres ya no tendrán derecho a elegir el centro de sus hijos

Los padres ya no tendrán libertad para escoger el colegio de sus hijos. Con la eliminación del distrito único los padres perderán la posibilidad de elegir el centro que mejor se adapte a las necesidades de sus hijos. Asociaciones y padres lamentan que este cambio se lleve a cabo ya que supondrá “un paso atrás” y se perderá la necesidad de los centros para conseguir mejorar sus servicios ya que a partir de ahora tendrán el alumnado asegurado.

Además, los padres advierten de que este cambio llevará consigo “falsos empadronamientos” para conseguir que sus hijos estudien en el centro que se adapte a sus necesidades. Por lo que este cambio solo supondrá un retroceso en derechos y la eliminación de la posibilidad de los alumnos de salir de su barrio. Las asociaciones lamentan que esto sea una medida para intentar contrarrestar la demanda superior que existe en los colegios concertados que en los públicos, pero que los recursos no se repartan de manera equitativa.

Otro de los puntos más polémicos del texto es el reparto equitativo de los alumnos con necesidades especiales. Las asociaciones se quejan de no contar con los recursos suficientes para soportar toda esta demanda por lo que creen que es un error que todos los centros no estén de la misma forma equipados pero reciban de la misma manera a los alumnos con necesidades especiales.

Asociaciones católicas también han mostrado su disconformidad con esta medida ya que entienden que existe un objetivo oculto de “terminar con la educación concertada”.  Asimismo, también se han referido al tema de la reorganización del alumnado con necesidades especiales ya que en su opinión, hacerlo sin distribuir los recursos sería una gran injusticia. En definitiva, la federación cree que este borrador es “un paso atrás que no mira por el bien de los alumnos y que impone una norma que quiere perjudicar a la concertada”.