Piden una acción masiva contra plagas en Valencia

Alimentación incontrolada.Alimentación incontrolada.

Localizar los focos de plagas, avistamientos y molestias. Esta es la consigna que la Federación de Asociaciones de Vecinos va a dirigir a todas las agrupaciones de residentes de Valencia con la finalidad de pedir al Ayuntamiento una acción masiva, en toda la ciudad.

Así lo explicó a VLC News uno de los miembros de la junta directiva de la Federación, Antonio Pla, también presidente de la asociación de Patraix. En concreto, el barrio ha padecido en numerosas ocasiones la “invasión de cucarachas” contra las que ha emprendido una cruzada particular. “En esta época del año no se sufren tanto” en la zona, comentó. Sin embargo, “cada barrio tiene su propio problema”.

El Consistorio insiste en que sus actuaciones son constantes y cumpliendo con los calendarios establecidos. Por tanto, la población de cucarachas está “controlada” e incluso “por debajo de los niveles habituales” en toda la ciudad de forma general. En este sentido, defienden que la proliferación de cucarachas avistadas son de procedencia casera (bajos cerrados que fueron destinados a restauración o similares y no han sido debidamente acondicionados tras el cese de la actividad”.

Lo mismo ocurriría con las ratas, con el condicionante de que vertederos y alimentadores incontrolados hacen más grave la cuestión. A este respecto tanto el Ayuntamiento como las asociaciones de vecinos apuestan por una labor de concienciación, desde campañas informativas a acciones directas, con agentes vestidos de paisano tratando de disuadir o incluso llegando a sancionar a estar personas.

Torrefiel y Monteolivete son dos de los barrios más afectados por la presencia de roedores en las calles. Sin embargo, el servicio de Control de Plagas Urbanas, dependiente de la Concejalía de Sanidad explicó que en cada barrio existe al menos una o dos personas detectadas que se dedican a dar de comer a animales.

Para controlar esta y otras prácticas el Ayuntamiento lleva meses elaborando una ordenaza que debía haber sido finalizada el pasado mes de diciembre. En ella se contemplarán duras multas por depositar alimentos en el suelo y un procedimiento de reconocimiento de alimentadores, dando la opción a identificaciones oficiales y permisos.

Por otra parte, también Benicalap ha solicitado el control de la población felina, debido al elevado número de ejemplares callejeros que ha detectado.

Todas estas cuestiones, junto a esa petición de intervención de técnicos en toda la ciudad, las tratarán “en breve” la Federación de Asociaciones de Vecinos y la concejal responsable del área de Sanidad, Lourdes Bernal, dentro de la ronda de reuniones de la entidad y el Consistorio.