Rus se ofrece a pagar servicios sociales por el Consell

La Diputación de Valencia ha destinado 3.741.938 euros para mantener los servicios sociales generales en 187 localidades de la provincia y atender así las necesidades en este ámbito de 505.000 ciudadanos. El presidente de la corporación provincial, Alfonso Rus, ha firmado este miércoles con alcaldes y representantes de estas poblaciones los convenios que harán posible el mantenimiento de dichos servicios.

La firma de estos acuerdos ha tenido lugar en un acto celebrado en Valencia, en el Museu Valencià de la Il.lustraciò i la Modernitat, al que han asistido primeros ediles, concejales y responsables de agrupaciones de municipios y mancomunidades. En total, se han rubricado 84 convenios dado que algunos ayuntamientos están asociados para los temas de bienestar social en agrupaciones y mancomunidades.

Los ciudadanos recibirán estas prestaciones municipales a través de los servicios sociales de su ayuntamiento o de las citadas entidades. Alfonso Rus ha considerado que la suscripción de los acuerdos ha sido “un acto muy importante” con el que se asegura a todos los ayuntamientos la continuación de estos servicios por medio de convenios, no subvenciones.

Es decir, que “los van a tener ahora, el año que viene y cuando haga falta porque no van a quedarse sin tener subvención por parte de la Diputación”, ha afirmado el presidente de la Diputación. Los convenios posibilitarán a las administraciones locales contar con el dinero lo antes posible. Se trata, en palabras de Rus, de hacer frente a “servicios impropios” que “se quedan en este momento en una laguna” porque “no se sabe dónde, cómo o quién” los garantiza.

El responsable provincial ha comentado que el Consell firma convenios con poblaciones a partir de 15.000 habitantes y para las de menor número de población “nos hacemos cargos nosotros”. En este sentido, ha recordado que la nueva Ley de Administración Local indica que hay servicios propios e impropios -educación, sanidad y bienestar social-, que se tendrán que traspasar a la Administración autonómica, pero para eso “se ha de tener el dinero”. “Si la Generalitat no puede aportarlo, la Diputación estará dispuesta a solucionar el problema”, ha añadido.

 

Necesidades básicas y urgentes

El importe de este programa de ayudas de la Diputación se destina a las prestaciones económicas de emergencia social que atiendan las necesidades básicas y urgentes para superar situaciones temporales de precariedad, al servicio de información y asesoramiento sobre los derechos y recursos sociales existentes para la atención de las necesidades de la población, y al servicio de ayuda a domicilio a personas y familias con dificultades para la realización de las actividades de la vida cotidiana.

Asimismo, se dirigen a ayudas a los clubes de convivencia de tercera edad para la realización de actividades, al pago de los salarios y Seguridad Social de los profesionales del equipo municipal de Servicios Sociales Generales, al mantenimiento de los centros sociales, a ayudas para potenciar la participación social, el asociacionismo y el voluntariado, y a la prevención e intervención social a través de proyectos que faciliten la promoción de las personas y colectivos más desfavorecidos.