El ex presidente Camps volverá a los tribunales

Compromís relaciona a Camps y al ex presidente del TSJCVCompromís relaciona a Camps y al ex presidente del TSJCV

El ex presidente Camps volverá a los tribunales. Será el próximo 18 de noviembre cuando, después de cuatro años, el ex presidente de la Generalitat Valenciana vuelva a declarar como imputado por el “caso Fórmula 1”.

Así se ha conocido esta mañana por parte del Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia quien, también, ha citado a Lola Johnson como imputada por ocupar su cargo de consejera de Turismo, Cultura y Deporte durante la presidencia de Camps. Johnson declarara el 20 de noviembre.

Han pasado cuatro años desde que, en 2011, Camps declaró como imputado por su vinculación con la trama Gürtel, el famoso caso de los trajes que, terminó, con la absolución para el ex presidente valenciano por parte del jurado.

Ahora, este retorno al banquillo de los tribunales se debe a la organización del Gran Premio urbano de Fórmula 1 que se celebró en Valencia de 2008 a 2012 y, por ello, se le acusa de malversación de caudales públicos y prevaricación. Unas irregularidades que han sido negadas por el ex presidente.

Entre los citados destaca también Jorge Martínez Aspar, que declarará como imputado el 25 de este mes debido a la dirección que llevaba en la empresa Valmor Sports que se utilizó para encubrir que la Generalitat Valenciana llevaba los gastos millonarios de la organización de este evento de Fórmula 1, según indica la Fiscalía Anticorrupción.

Tanto Lola Johnson como Jorge Martínez Aspar se les atribuye los mismos delitos que a Camps en este caso. Pero, además, a la ex consellera se le añade un delito societario durante su presidencia en la sociedad pública del Circuito de Motor. Cabe recordar que, además de este cargo, Johnson ocupó la dirección de Canal 9 y, también, fue portavoz de la Generalitat con el ex presidente valenciano.

La investigación de este caso empezó hace aproximadamente un año con las denuncias puestas por parte de Izquierda Unida y el PSPV.

Entre los testigos que declararán se encuentra la ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, por su vinculación en el impulso de la Fórmula 1 en Valencia junto a Camps. Así como también, Alberto Fabra, por suprimir estas carreras en la Capital del Turia durante su presidencia en la Generalitat, o al también ex presidente valenciano y de Bancaja, José Luis Olivas.

Fue la empresa Valmor Sports la que supuso un coste de 34 millones de euros para el Gobierno valenciano. Según señalan desde el partido socialista, las cinco ediciones celebradas en la Comunidad Valenciana del Gran Premio de la Fórmula 1 pudo suponer un coste de 250 millones de euros para la Generalitat. En ello, se incluye tanto la construcción del circuito como el canon anual que se pagaba a la empresa de Ecclestone, Formula One Administration, como también el derecho de retransmisión y su propio montaje.

Un caso en el que, de nuevo, será Camps quien vuelva a entrar a los juzgados para declarar una vez más como imputado.

Artículo escrito por Emma Tomás