La guerra en Ferraz se traslada al PSPV tras la dimisión del Puig de la Ejecutiva Federal

La Generalitat reabrirá su oficina en Madrid para reforzar la presencia de la Comunitat Valenciana en la capitalPOBLE pide al “ Valencianista” Ximo Puig por qué PSOE en el Senado ha rechazado la recuperación del Derecho Civil Valenciano

La dimisión del secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, de la Ejecutiva Federal del PSOE, junto a otros 16 miembros más, ha puesto en jaque la estabilidad del propio Partido Socialista en la Comunitat Valenciana. Puig no dudó en sumarse a la guerra que vive Ferraz para intentar echar a Pedro Sánchez de la Secretaría General. Pero esta misma brecha abierta en Madrid se ha abierto en Valencia, ya que la consellera de Sanidad,Carmen Montón, se mantiene, de momento, fiel a Sánchez y no se sumó a las dimisiones. También el propio secretario general del PSPV de la provincia de Valencia, José Luís Ábalos, mostró su ‘total apoyo’ a Sánchez y reclamó que sea la militancia la que decida el futuro del partido.

Por su parte, Ximo Puig, intentó justificar su decisión  y aplacar las críticas ante los medios de comunicación. En este sentido, recalcó que “nadie ha luchado más contra la derecha que yo” y por ello “no se pueden generar falacias al respecto”. También en esta línea, el secretario general del PSPV aclaró que cuando se hace “ese maniqueísmo de unos apoyan al PP y otros a un gobierno alternativo, es mentira”. “Yo no he pactado jamás con el PP, pero hay que hablar con todos, señaló, antes de puntualizar que “no soy partidario de ningún gobierno de coalición con la derecha y nunca lo he sido”.

Respecto su dimisión como secretario de Reformas Democráticas  de la Ejecutiva Federal del PSOE, Ximo Puig explicó que ya había dimitido después de lo que pasó tras las últimas elecciones nacionales para impulsar en la Comunitat una Entesa al Senado, en referencia a la intención de los socialistas valencianos de presentarse a la Cámara Alta en una coalición de izquierdas. “No he vuelto a acudir a la Ejecutiva Federal desde que fui desautorizado por el secretario general en una cuestión que finalmente se demostró absolutamente coherente por nuestra parte”, recordó Puig.

Ahora, para Ximo Puig “la prioridad sigue siendo la gobernabilidad de España porque así lo acordó por unanimidad el Comité Federal del PSOE”. De esta forma, el secretario general incidió en que el partido “debe iniciar de manera tranquila un análisis que va más allá de los nominalismos”. “Hay que vertebrar un debate serio para resituar la socialdemocracia española donde le corresponde”, señaló Puig, quien apostó por superar esta situación desde la cohesión. “Yo no estoy por el frentismo, no estoy por la ruptura, estoy por la cohesión”, remarcó.