Calabuig maniobra para quedarse con acciones de Banco de Valencia en Agval

El presidente de Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig, ha puesto en marcha el proceso del derecho de tanteo para quedarse con las acciones del Banco de Valencia en Agval, propietaria del 60 % del capital de la empresa de suministro de aguas. Para ello, ha recurrido a la Corte de Arbitraje y Mediación, con sede en la Cámara de Comercio de Valencia, que representa una alternativa a la vía judicial, han informado fuentes próximas a la empresa.

El árbitro o árbitros designados para mediar en el litigio deben decidir en un plazo de seis meses y su decisión es firme para las partes, según recogen los estatutos de la Corte de Arbitraje. Con el inicio del proceso, Calabuig hace efectivo el derecho de tanteo recogido en los estatutos de Agval, una vez que Banco de Valencia fue adquirido por CaixaBank, y que se sostiene en la protección frente a la competencia, en este caso Aguas de Barcelona, según informa Efe.

Calabuig ya comunicó en su momento que había habido una transmisión indirecta de la participación del Banco de Valencia y que este accionista debería ofrecer las acciones al resto, algo que no ha ocurrido. Cuando CaixaBank se quedó con Banco de Valencia, Eugenio Calabuig ya apeló a su derecho de tanteo recogido en los estatutos de Agval para impedir la venta de acciones a la competencia. La mayoría directa en Aguas de Valencia permitiría a la familia Calabuig abrir el capital a accionistas valencianos.

El accionista mayoritario de Aguas de Valencia, Inversiones Financieras Agval, es propietaria del 60 % del capital, repartido entre Banco de Valencia (49 %) y Fomento Urbano de Castellón (FUCSA), de Eugenio Calabuig (51 %)