El nuevo jardín de Safranar recuperará un huerto de naranjos

Los vecinos de la plaza Benimarfull, en el barrio de Safranar, podrán disfrutar de un nuevo jardín, que se extenderá sobre los terrenos del antiguo Hort del Renegat. Este especio tiene la singularidad de ser unos de los pocos huertos de naranjos que quedan en en zona urbana, y que ahora va a ser acondicionada para reconvertirse en un jardín de esparcimiento. Con este proyecto se ajardinará la superficie interior y se urbanizará el exterior, actuando en un total de 7.662 m2. La actuación tiene un plazo de ejecución de cuatro meses y supondrá una inversión de 624.763,99 euros.

Según se apunta desde la Concejalía de Parques y Jardines, “la ordenación propuesta se basa en la reproducción de la trama de l’ Hort, basada en una retícula ortogonal, con dos caminos flanqueados por palmeras y cipreses situados en los ejes, que llevan a una plaza central, que ocupaba normalmente la vivienda. Estos caminos dejaban la parcela subdividida en cuatro cuadrantes en los que se plantaban los naranjos a una distancia de 5×5 metros, regados por una acequia situada junto a los ejes”.

La propuesta del jardín pretende retomar esa geometría para la parte central del jardín, que será rodeada por un paseo arbolado con Celtis Australis en todo su perímetro. “El objetivo es crear un espacio pavimentado que pueda ser utilizado para cualquier tipo de actividad del barrio al aire libre (como ferias de artesanía, exposiciones, actos culturales…)”, informan desde la concejalía. En cuanto al espacio interior, reproduce aproximadamente la plataforma rectangular del antiguo Hort del Renegat, sólo que se deja libre de edificaciones quedando una explanada de dimensiones importantes para general esparcimiento del barrio de Safranar.

Los espacios destinados a huerto se reconvierten en pequeños equipamientos para los vecinos del barrio, de manera que en uno de los cuadrantes se ubica una zona para mayores, con aparatos biosaludables y dos petancas, dos áreas de juegos infantiles para niños de diferentes edades y una zona para esparcimiento de perros equipada con bancos. En estos espacios se plantarán arbolado mediterráneo aromático. Por otra parte y en recuerdo del antiguo Hort del Renegat se dejará uno de los cuadrantes como pequeño huerto de naranjos. Con este proyecto, se pretende recrear un jardín tradicional valenciano siguiendo las pautas de diseño de los huertos, pero equipado para su uso y disfrute de los vecinos.

Foto: valencia.es