Los guardias civiles de Valencia pagan sus propios chalecos antibala

Los guardias civiles denuncian la falta de mediosLa Diputación de Valencia pretende extender el uso del chaleco antibalas en las policías locales

Los guardias civiles de Valencia pagan de su sueldo los chalecos antibala. Así lo ha denunciado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Valencia que ha advertido que, “ante la falta de material”, los agentes deben pagar de su sueldo tan necesario elemento en su indumentaria. La AUGC ha hecho pública esta denuncia mediante un comunicado remitido a los medios de comunicación

En palabras de los responsables de la asociación, esta deficiencia supone una de las carencias “más incomprensibles” que padecen los guardias civiles de Valencia, ya que los chalecos antibala pueden llegar a costar entre los 600 y los 1000 euros.

La entidad exige chalecos antibala para todos los agentes. Reclaman “un agente, un chaleco”. “No puede ser los responsables de garantizar la seguridad de los ciudadanos no dispongan de los medios básicos que les ayuden a salvaguardar la suya propia”,  exponen en el comunicado.

AUGC ha criticado que actualmente los miembros de las unidades deban compartir los chalecos antibala, ante la “alarmante escasez” de material de seguridad para los efectivos. También asegura que existen problemas con las tallas y la ergonomía para que coincidan con las características anatómicas de los agentes. Además, en el caso de las agentes, advierten, es “aún más acuciante, ya que no disponen de prendas específicas adaptadas a su género”.

La denuncia sucede en medio de la alarma suscitada tras los atentados de París. Recordemos que, en plena amenaza del yihadismo, el Ministerio del Interior ha cursado una orden para que todos los agentes de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que mantengan contacto con los ciudadanos o custodien alguna instalación porten en todo momento los chalecos antibalas. Hecho que hace más incompresible aún la situación de los agentes de la Guardia Civil de Valencia.

Por ello, los agentes están optando por costearse los chalecos, ante una situación insostenible y la falta de seguridad personal que conlleva.