Más entradas para tan poco aforo en Nochevieja

Se acerca Nochevieja y se apuran las ventas de entradas para fiestas, pero ante una posible sobreventa, la Federación del Ocio y Turismo (FOTUR) ha reclamado a la Administración un “control exhaustivo” de las autorizaciones extraordinarias de fin de año ya que “se han vendido entradas para las fiestas extraordinarias de Fin de Año, sin disponer de la correspondiente autorización”.

La entidad, en un comunicado, ha señalado que el listado de autorizados los pública la Conselleria los últimos días de diciembre, “lo que genera una inseguridad jurídica para el consumidor”. A su juicio, se debería publicar un listado previo de los que han solicitado autorización. Además, ha criticado que instalaciones que se “concibieron para otro tipo de actuaciones”, como es la Ciudad de las Artes y la Ciencias, “se dedique a la realización de Fiestas de Fin de Año”. Por ello, ha insistido en la necesidad de que se controle los locales para constatar que se cumple la normativa de espectáculos, que exige control de aforo, control de ventas de entrada, personal de servicio de admisión  y vigilantes de seguridad, seguros de responsabilidad civil, además de tributar el IVA al 21 por ciento.

En especial, el  control  de menores, y la venta de entradas a menores de 18 años, dado que en algunos casos,  van a entrar a recintos con venta de alcohol.

Por otra parte, ha señalado que también se debe exigir por parte de las Administraciones un mayor control sobre los locales  que realizan actividades distintas a la licencia concedida, y el cumplimiento de los horarios de cierre de los locales. En este punto, ha alertado de la licencia de Salón Lounge, “pues la mayoría de ellos realizan la actividad de pub, lo que está “generando un grave problema al sector del ocio nocturno, y en especial unas ventajas competitivas a los que vulneran la norma”.

Por otro lado, ha advertido de que se tomen “medidas contundentes” para atajar el “botellón y lateros” porque están “perjudicando gravemente al ocio nocturno y a la sociedad civil, y lo que es más dramático a la salud de los jóvenes”.