Jóvenes valencianos dicen no a la presión social y los estereotipos

En la primera edición del programa, en febrero de 2018, otro numeroso grupo de también 300 estudiantes escogieron el bullying y la violencia de género como dos de los principales problemas que los aquejaban.En la primera edición del programa, en febrero de 2018, otro numeroso grupo de también 300 estudiantes escogieron el bullying y la violencia de género como dos de los principales problemas que los aquejaban.

El programa Scholas Ciudadanía es acogido en Valencia por segunda vez, tras su exitosa experiencia en febrero de este mismo año.

En esta ocasión 300 jóvenes de 21 colegios han escogido la presión social y los estereotipos como las dos problemáticas sobre las que presentarán propuestas para hacerles frente.

Lo harán desde su propio saber y experiencia y bajo la consigna de la “cultura del encuentro”, como indica la metodología de este programa educativo de carácter internacional.

Durante esta semana, del 12 al 16 de noviembre, el programa se desarrolla en el Colegio Juan XXIII, en Burjassot, Valencia, y como en la primera edición, se cuenta con la colaboración, en calidad de voluntarios, de una decena de estudiantes de la Universidad Católica de Valencia, UCV.

Cabe destacar el papel de la Cátedra Scholas de la UCV para, en palabras de Marta Simoncelli, vicesecretaria la Fundación Scholas, “dar marco teórico a todo el trabajo que se hace desde la Fundación Pontificia e impulsar los proyectos de los colegios, y la capacidad de investigación y comprensión por la pedagogía de parte de los alumnos. La Catedra de la UCV es el primer ejemplo que tenemos de una relación estrecha con la universidad y que tanto nos ayuda a trabajar con niños, colegios e instituciones”, destacaba la semana pasada, durante un acto académico en la alma mater.

Entre los ámbitos en los que esto se hace más patente, según narraron los estudiantes, se cuentan el entorno escolar, la familia, las redes sociales y la publicidad.

Entre los ámbitos en los que esto se hace más patente, según narraron los estudiantes, se cuentan el entorno escolar, la familia, las redes sociales y la publicidad.

Diversas problemáticas

El pasado 8 de noviembre, durante la jornada de selección de problemáticas, se hizo evidente el malestar de los jóvenes ante la presión social que sobre ellos recae por alcanzar determinados comportamientos.

Así como por la existencia de estereotipos en los que no son capaces de reconocerse y que limitan su personalidad y aspiraciones.

Entre los ámbitos en los que esto se hace más patente, según narraron los estudiantes, se cuentan el entorno escolar, la familia, las redes sociales y la publicidad.

Tras la que se espera sea una intensa semana de análisis y debates, el viernes 16 de noviembre los estudiantes presentarán los resultados ante autoridades educativas y civiles de la ciudad, las que tendrán una oportunidad única para atender y escuchar qué tienen que decir y proponer.

Una decena de estudiantes de la Universidad Católica de Valencia se han sumado como voluntarios al equipo de Scholas Occurrentes

Scholas Ciudadanía Valencia, motivados por partida doble

En la primera edición del programa, en febrero de 2018, otro numeroso grupo de también 300 estudiantes escogieron el bullying y la violencia de género como dos de los principales problemas que los aquejaban.

En aquella ocasión desarrollaron una intensa investigación que los llevó a proponer iniciativas para frenar el bullying, como la creación e institucionalización de grupos de mediación en los centros educativos, acciones de concienciación, entre otras.

Contra la violencia de género, los jóvenes hicieron también varias demandas a las autoridades locales y regionales, como el aumentar el número de especialistas en el tema para obtener una mejor orientación.

De esas propuestas, varias fueron puestas en marcha y otras fueron atendidas por autoridades educativas; es por ello que, en esta segunda edición del programa, se tienen altas expectativas, con la confianza en que darles voz a los jóvenes y guiándolos mediante metodologías que logren fomentar todo su potencial, se pueden lograr y superar los objetivos de la primera edición.

Pionero a nivel mundial, y con la misión de fomentar el compromiso y la participación de los jóvenes a partir de sus propias vivencias y así generar una transformación real en su entorno, el Programa Ciudadanía ya se ha realizado con éxito en decenas de ciudades alrededor del mundo.

En España, además de Valencia, han sido Barcelona, Madrid, Tarragona y Vigo las ciudades que han vivido esta experiencia.