El PP acusa al Gobierno de Ribó de convertir Valencia en un botellódromo

Jóvenes haciendo botellónLos populares denuncian que el botellón se está agravando en muchos barrios de Valencia

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, Alberto Mendoza, ha denunciado la pasividad del Gobierno de Ribó ante los numerosos focos de botellón que se han producido este verano en muchos barrios de Valencia, aunque ha destacado el de Ruzafa

El edil ha señalado que la situación es más alarmante cada día y que los populares vienen denunciándolo desde hace tiempo. “Las quejas vecinales son constantes tanto en el barrio de Ruzafa como en la mayoría de barrios de la ciudad, y en vez de tomar cartas en el asunto, lo que está haciendo el gobierno tripartito y en particular, la concejala de Protección Ciudadana, Sandra Gómez, es mirar a otro lado, mientras la ciudad se va convirtiendo en un gran botellódromo.”

Mendoza ha manifestado “que solo ha sido necesario un año al frente de la Concejalía de Protección Ciudadana para que la señora Gómez haya conseguido duplicar prácticamente la incidencia del fenómeno del botellón en la ciudad” y que dicha incidencia “está llegando a la práctica totalidad de los barrios.”

 60 focos de botellón

Además, según ha denunciado Alberto Mendoza, son cerca de 60 los focos de botellón extendidos por la ciudad de Valencia, en zonas tales como Plaza de Benimaclet, calle doctor Vicente Zaragozá, proximidades al Hospital de la Malvarrosa, Paseo Neptuno, Marina Real, Barrio del Cabanyal, Calle Padre Porta, Plaza del Cedro, Calle Explorador Andrés, Cruz Cubierta, Ruzafa, Barrio de San José, Calle Eduardo Boscá, Calle Bolsería, Plaza del Carmen, Calle Quart, Alameditas de Serranos, Guilem de Castro, Parque de Marxalenes, Calle Ruaya, Zona de Cánovas, Calle En Sanz, Calle En Llop, Avda de Aragón, Calle Bélgica, Calle Antonio Suarez, Calle Periodista Ros y Belda, Plaza de España, etc.

Por otra parte, Menzoza ha recordado las recientes quejas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia respecto al balance del año de gestión municipal,  en la que denunciaba la falta de solución en asuntos como el botellón y la limpieza en la ciudad. Por todo ello, ha concluido que la concejala Gómez se ha dedicado, desde su llegada al gobierno municipal, a anunciar sin reflexión alguna que iba a solucionar el problema del botellón, destacando medidas como el abaratamiento de las copas o incluso la creación de un botellódromo. A día de hoy la realidad es que el botellódromo se ha creado, pero uno inmenso en toda la ciudad y sin control alguno por parte de la concejala”.