OMIC alerta sobre el fraude con falsos empleados de electricidad y gas

Recibo de luz

La Oficina Municipal de Información y Defensa del Consumidor (OMIC) alerta sobre un fraude con falsos empleados de electricidad y gas. Durante los últimos meses han recibido consultas y reclamaciones sobre personal que se presentaban en los domicilios, se identificaban como trabajadores de empresas comercializadoras de electricidad y gas para verificar datos. Luego los utilizaban para realizar nuevos contratos con otras empresas incluyendo nuevos servicios.

La concejala de Sanidad y Salud, Maite Girau, como responsable de la OMIC, ha explicado que, los citados empleados van a las casas y les solicitan una copia de la factura de la luz o el gas para verificar que lo que se les está cobrando es lo correcto, con los descuentos a los que tienen derecho. Esto “ya indica claramente que no son agentes de la empresa comercializadora con la que se tiene contratado el servicio, ya que la misma dispone de todos los datos del punto de suministro” como usuario, tarifa, descuentos…

Es estonces cuando los falsos representantes formalizan un nuevo contrato con otras empresas y con servicios nuevos. Con los datos de la factura facilitada por el consumidor y la firma de quien ha recibido la información de los nuevos servicios, los contratos son perfectamente legales. Según Guirau éstos puede ser incluso “adecuados o convenientes a las necesidades de la persona consumidora, pero el problema es la forma engañosa en que se lleva a cabo el proceso de contratación así como la falta de información a los usuarios de los compromisos que adquiere con el nuevo contrato y sus derechos”.

Es por ello que la OMIC recomienda a la población que no deje entrar a nadie en su domicilio si no se identifica, y que deben tener claro el objeto de la visita, y que la misma puede ser de su interés. También insta a la población para que no facilite datos personales salvo que sepan seguro que van a realizar un nuevo contrato, ya que los comerciales de su empresa ya los tienen.

Tampoco tienen que firmar ningún documento sin leerlo, y en caso de firmar, deben exigir copia del mismo para tener constancia de lo qué han firmado.

Finalmente la concejala ha recordado que “si a pesar de todo han firmado en su domicilio un contrato sin darse cuenta, sepan que disponen de un plazo de 14 días para desistir del mismo, comunicándolo a la empresa contratante, y ante cualquier problema se pueden poner en contacto con la Oficina Municipal de Información al Consumidor”