La Policía Local de Almussafes inicia una nueva campaña de control de velocidad

Se vigilará la velocidad tanto en el casco urbano como en las dos áreas industrialesSe vigilará la velocidad tanto en el casco urbano como en las dos áreas industriales

Se vigilará la circulación tanto en el casco urbano como en las dos áreas industriales

Desde ayer jueves 22 de noviembre y hasta finales del próximo mes de enero, los agentes de la Policía Local de Almussafes realizarán una nueva campaña de control de velocidad por radar que abarca la totalidad del término municipal, incluyendo los parques industriales Juan Carlos I y Norte.

El objetivo de esta iniciativa, impulsada a nivel estatal por el Ministerio del Interior, es prevenir el exceso de velocidad de los conductores para evitar accidentes.

Concienciación y Sensibilización

Paralelamente, y con la finalidad de continuar en la senda de la concienciación y la sensibilización emprendida por el Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, los vehículos que excedan los límites establecidos por la ley y sean alertados, “serán sometidos a un exhaustivo control que incluirá cuestiones como el uso del cinturón de seguridad y las deficiencias técnicas que puedan detectarse, y de esta forma comprobar que están en óptimas condiciones”, informa el concejal de Seguridad Ciudadana, Faustino Manzano.

Para ello, la Dirección General de Tráfico ha cedido al Cuerpo de la Policía Local un vehículo equipado con la tecnología necesaria, denominada Doppler.

Para el manejo de dicha unidad se formaron un grupo de agentes de la localidad, que son los que asumen el desarrollo del programa de seguridad y prevención en el tráfico rodado.

Velocidad, movil, atención, ITV, seguros

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados los autocares escolares, por lo que se ha incidido especialmente en que se circula a la velocidad permitida y que no se hace uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción.

También se han intensificado los controles de alcohol y otras drogas entre los conductores y se ha prestado una especial atención al uso del cinturón de seguridad.