La renovación de Rubén se cocina a fuego lento

Ya ha llegado el mes de marzo y todavía no hay acuerdo para la ampliación de contrato de Rubén García Santos. Unas negociaciones que se pusieron en marcha a principios de la presente temporada. Tras varias reuniones y conversaciones, club y agentes siguen buscando llegar a un entendimiento para que el futbolista amplíe su contrato. 

El Levante se reunió con la agencia de representación del futbolista a principio de temporada. Quico Catalán, como adelantó VLC NEWS, le trasladó una oferta a los representantes del atacante, la empresa Toldrá Consulting. Días después, tras analizar el contrato ofrecido por la entidad, como también contamos en este medio de comunicación, la parte del futbolista contestó con una contraoferta.

A partir de ese momento, el Levante se tomó unos meses de reflexión antes de contestar. Como destapó el diario Superdeporte, fue a finales de enero, cuando las dos partes se volvieron a reunir. En ese momento, continuaron las negociaciones y Quico Catalán le trasladó al agente de Rubén cual era la postura del club con respecto a la contraoferta que le trasladaron.

Ambas partes mantienen en secreto las interioridades del futuro contrato en el que se está trabajando. Tanto desde el Levante como desde la agencia de representación trasladan que las diferencias que hay no tienen nada que ver con la cláusula de rescisión. Cabe recordar que el extremo quedaría desvinculado del Levante si algún equipo paga 10 millones de euros, una cifra bastante alta.

La intención del jugador sigue siendo la de renovar con el Levante. En el pasado mercado de invierno, llegó al club de Orriols el interés de un equipo importante por hacerse con los servicios del futbolista. Eso sí, no hubo ninguna oferta formal por el canterano.

Lo que parece claro es que la renovación de Rubén no se va a resolver, si finalmente se pacta, a corto plazo. Al jugador le restan dos años de contrato en el cuadro de Orriols  y tanto el club como el jugador están manejando los tiempos. Ni Quico Catalán ni los Toldrá tienen prisa, se están tomando las negociaciones con toda la tranquilidad del mundo. 

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD