Acumulación de bajas en el Levante “B”

El filial del Levante tiene hasta cuatro jugadores en la enfermería del club debido a distintos problemas físicos que condicionaran el partido del próximo domingo. El equipo granota se enfrenta al Reus en un encuentro que significará el último tren para engancharse a la permanencia.

Tras una serie de resultados improductivos, el equipo de José Gómez se encuentra a cuatro puntos de la promoción de descenso y a seis de la salvación matemática, a falta de tan solo tres jornadas de la clausura del campeonato liguero.

El atacante gallego, Jason, tiene el tabique nasal afectado aunque los servicios médicos apuntan que no está desviado por lo que el futbolista podrá esquivar el quirófano. De hecho, el club está a la espera de recibir información sobre una máscara de protección que le permitiría, incluso, jugar el partido del domingo frente al Reus. Por otra parte, el lateral derecho, Expósito, ha sufrido una rotura fibrilar en el abductor y es muy probable que haya finalizado la presenta campaña para él. Por su parte, Leandro, el guardameta del filial, sigue arrastrando molestias de su esguince de tobillo y será baja para el próximo partido.  La noticia positiva será la del zaguero Altares, quien se ha recuperado de sus molestias y estará disponible para el técnico valenciano.

El club granota facilitará autobuses para toda la afición que desee desplazarse a Reus a dar apoyo a su equipo. El encuentro será a las 17 horas y los autocares a disposición de los seguidores serán totalmente gratuitos. La institución levantinista hace así un llamamiento a la afición para que, entre todos, den el último empujón al filial para lograr el objetivo de la permanencia.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD