El Valencia Basket pierde su primer partido en la Liga ACB 79-73

00 HAMILTON01Justin Hamilton

El Valencia Basket pierde su primer partido en la Liga ACB 79-73, a pesar del trabajo de un Justin Hamilton que se convirtió en el MVP del encuentro.

El Valencia Basket se enfrentaba este domingo en partido de liga regular al Laboral Kutxa Baskonia, tras perder el pasado miércoles  en Grecia y complicarse su paso a la siguiente ronda en la Eurocup.

Pedro Martínez que el pasado viernes en rueda de prensa informaba que Jon Stefansson no viajaría con el equipo por encontrarse indispuesto con un problema vírico, al final sí que pudo contar con el escolta islandés, teniendo únicamente la baja de Sam Van Rossom.

En el primer cuarto del encuentro se puso de manifiesto el estado de “gracia” en el que se encontraba Hamilton, 16 de los 17 puntos conseguidos por el equipo taronja habían salido de sus manos, en un apasionante duelo con su homónimo Bourusis, que tan solo conseguiría 10 puntos en este primer cuarto y 13 en la totalidad del encuentro. Al final de los primeros 10 minutos de encuentro el Laboral Kutxa se ponía por delante en el luminoso en un apretado 21-17.

En el segundo cuarto será cuando el Valencia Basket se ponga por delante en el marcador, alcanzando una ventaja de seis puntos frente a los locales, llegando al final de la media parte con el resultado de 35-34.

Nada hacía presagiar el desenlace del tercer cuarto, un parcial de 23-11 sacaría al Valencia Basket del encuentro, el equipo se quedó sin capacidad de reacción y nuevamente el desacierto en los tiros de dos puntos fue la tónica, falta de reacción y de ideas así como la desesperación de un Pedro Martínez, que desde la banda daba instrucciones a sus jugadores de forma compulsiva sin obtener los resultados deseados, hacían temer lo peor. El final de este tercer cuarto finalizó con un contundente 57-43, una losa que literalmente aplastó a los jugadores valencianos.

En la recta final del partido el Valencia Basket solo podría reducir la diferencia a cuatro puntos con un parcial de 22-27, que sería insuficiente para mantenerse imbatido en la liga ACB, finalizando el encuentro con el resultado ya conocido de 79-73.

Hemos visto un Valencia Basket que, al igual que en los partidos contra el Limoges y el Paok, se venía abajo en el tercer cuarto, bien por el cansancio acumulado o bien por la falta de un jugador como Sam Van Rossom que pueda marcar los tiempos según sea necesario, pero lo cierto es, que por mucho que Pedro Martínez se esfuerce en transmitirnos la normalidad dentro del equipo,  la sensación que se tiene es totalmente distinta, da la impresión que los jugadores están más afectados por las derrotas de lo que nos hacen creer, sobre todo después de las dos últimas derrotas en Eurocup, que prácticamente han apeado al equipo taronja de dicha competición.

En otro orden de cosas, desde el club se ha informado que el base Sam Van Rossom viajaría a la Ciudad Condal esta semana para ser intervenido en la clínica del Dr. Cugat del edema óseo que sufre en su rodilla, no pudiendo confirmar un tiempo estimado en la recuperación del jugador.

Consultadas fuentes médicas, con el fin de saber en qué consiste dicha intervención quirúrgica, el Dr. Barrenengoa del Hospital General de Alicante nos ha indicado que “el objetivo es reducir la presión intramedular y mejorar la microcirculación. Sin embargo, los resultados son variables. Aunque la descompresión puede favorecer el alivio sintomático y la resolución del edema óseo, asocia riesgos operatorios y obliga habitualmente a un periodo de descarga“.