Esto ya es un equipo

Si hay algo que defina a una institución, a un club de fútbol o a cualquier colectividad, es su identidad. Lo que hace ser distinto al resto. Pizzi parece haber encontrado la tecla para dotar de identidad a una plantilla que hace un mes parecía perdida e insalvable y que, tras la inesperada victoria en el Camp Nou, parece resurgir. El gigante dormido empieza a querer despertarse, como le hubiera gustado a Djukic.

La historia valencianista obliga, en muchos casos, a llevar la iniciativa y dominar el juego, especialmente en Mestalla. Pero este modo de juego es muy válido también para partidos donde la posesión esté más igualada y el rival quiera jugar de tú a tú.

Si algo caracteriza a los equipos del preparador argentino es una cualidad: la velocidad. Por eso no es de extrañar la salida de Banega o Postiga.Y bien que han hecho dejándoles marchar, ya que no daban la talla en este equipo.

Los refuerzos de invierno que han sido incorporados al equipo, Vargas y Araújo, son dos delanteros de extrema rapidez. El chileno puede jugar incluso pegado a banda o detrás de un punta referencia. El joven brasileño es un desconocido para la mayoría de la afición valencianista, pero se le vislumbran mimbres de jugador potente y comparable.

Cuando un equipo busca jugar de esta manera, requiere de una solidez defensiva de la que el Valencia carece desde que Ayala y Marchena abandonaron la disciplina ché.

En esa línea, la idea de Rufete en los últimos días de mercado fue plantear una auténtica revolución en la zaga, con las salidas de Ricardo Costa y Vezo y las llegadas de Otamendi y Senderos. Al final, los dos primeros no salieron y el central argentino fichó, pero a partir del 1 de julio, en una rocambolesca operación.

Así pues, la llegada de Senderos dota a la defensa valencianista de un carácter, fuerza y experiencia que complementará la gran temporada de Mathieu y los momentos puntuales de brillantez de nuestro capitán Ricardo Costa, que, pese a tener pie y medio en el Besiktas a una hora del cierre de mercado, realizó el sábado uno de los mejores partidos de su etapa como valencianista. Chapeau capitán.

 

Manoj Nankani (@ManuNankani)