Fin de ciclo

Todos y cada unos de nosotros atravesamos momentos complicados en la vida. Momentos en los que no sabes hacia dónde tirar, en quien confiar y saber también qué valores o ideas debes apoyar o defender.

Pues bien, siempre he creído en ser fiel a un camino marcado, un camino claro y despejado de cualquier tipo de duda. Un camino del cual conocer cada revuelta del mismo y estar seguro del polvo que pisas y las distancias que aún te quedan por recorrer. Esto último es lo que te da fuerzas para saber que, poco a poco, vas llegando a tu destino.

Hoy se juega el último partido del Valencia CF, un choque tras el que se cerrará la actual temporada. Se avecina un importante cambio social la próxima semana, empieza la locura del verano con fichajes, salidas, nuevas caras… En definitiva, lo de siempre, lo que ocurre año tras año hasta el punto en que ya poco me sorprende o me ilusiona el pensar que equipo dispondremos la próxima temporada.

Mis valores han sufrido un cambio brusco y me centro en otros objetivos que sí me ilusionan: me ilusiona la fusión de la Curva Nord con Mestalla, me ilusionan -al igual que cuando iba a la escuela- los nuevos compañeros que vayamos a tener, las caras nuevas, un brote nuevo de energía renovada dentro de la grada. Son factores que me ayudan a llevar el día a día y que consiguen que el Valencia CF me ilusione algo en las últimas temporadas.

Y ahora mismo me doy cuenta de que la ‘sangre nueva’ no sólo va a entrar en la grada de animación. La sangre nueva fluirá por todas las arterias del club, ya que los cambios esta vez vienen en forma de arroyo imparable, inundando de frescura todos y cada uno de los rincones del entramado del Valencia CF.

Ahora veo, que al igual que todos sufrimos momentos complicados en la vida, esta vez le toca a nuestro club el mirar hacia delante, conociendo el camino y superando obstáculos del pasado. Debemos aprovechar el cambio de ciclo para mirar hacia adelante y ver la senda que falta todavía por recorrer. Sin duda, en este nuevo camino sólo espero que los pasos que hayamos de dar sean con la seguridad de tener una línea clara e ir todos en esa misma dirección. Tengamos paciencia con los novatos y ayudémosles en todo lo que esté en nuestras manos.

 

Paco Rausell (@PacoRausell)

Curva Nord Mario Alberto Kempes