Luke Harangody se une a la lista de ‘renacidos’ tras pasar por el dique seco

¿Qué tienen en común Pablo Aguilar, Pau Ribas y Luke Harangody? Todos ellos cuajaron su mejor partido de la presente pretemporada tras reincorporarse al grupo después de estar unos días en el dique seco. Una coincidencia que se ha transformado en norma en el nuevo Valencia Basket y que ayer se plasmó otra vez con el ala-pívot americano, que brilló con luz propia desde la línea de 6,75 metros. La frescura post-descanso, principal motivo de este renacer.

Luke Harangody logró 16 puntos (4/6 en triples), 5 rebotes y 1 asistencia para 18 de valoración frente al CAI Zaragoza, aunque tampoco se le notó muy activo en el juego colectivo ofensivo. Fue el primer partido completo que disputó el de Chicago con la camiseta ‘taronja’ tras retirarse al descanso del partido de pretemporada en Alcoy ante el UCAM Murcia debido a una rotura fibrilar.

Los regresos ‘milagrosos’ no acaban con el Fighting Irish. Pablo Aguilar también volvió de su esguince de tobillo con una extraordinaria actuación ante el Baloncesto Sevilla en la que acabó con 25 puntos y 5 triples anotados, incluyendo el tiro libre que mandó el encuentro a una prórroga en la que vencería el conjunto de Velimir Perasovic.

Asimismo, Pau Ribas descansó ante el Real Madrid por un golpe en la cadera y en su retorno consiguió 20 puntos, 3 triples y 3 asistencias contra el Nizhny Novgorod. El escolta logró además 15 tantos consecutivos en un segundo cuarto primoroso que contrastó con la poca fluidez del Valencia Basket aquel día.