Rus no se corta: “Lo de ‘moro’ era jocoso, pero era una oferta que no tocaba”

La cronología de declaraciones fue iniciada por Alfonso Rus, presidente de la Diputación de Valencia, el pasado viernes ante sus compañeros de partido, y prosiguió el sábado con sus alusiones a los moros y Jaume I. Respondió Amadeo Salvo desde Valladolid e incluso Alberto Fabra entró al trapo este lunes: “Yo tengo poco tiempo para hacer cosas que no sean estar al frente de la Comunitat Valenciana porque hay muchos temas que todavía quedan por resolver. Creo que debemos centrarnos en la responsabilidad que los ciudadanos nos han dado”, dijo en alusión al político valenciano.

Pero Rus no se escondió y salió de nuevo a la palestra para destacar el tono “jocoso” de sus palabras respecto a la oferta árabe… aunque su solvencia siempre estuvo, a su juicio, en entredicho.

“No se que príncipe era, sí que se que era una oferta que no tocaba, una sociedad con dos libras y tres mil euros, ya me contarás. Estaba cantado. Lo de ‘moro’ es un tema jocoso. ¡Por el amor de Dios! Si tenemos que ponernos serios, la gente se aburrirá. Ya se aburre bastante cuando va al fútbol porque no ganamos”, exclamó Rus ante representantes de varias televisiones valencianas.

“Yo no soy aburrido, soy divertido”, añadió en su intervención, recogida por Radio Valencia Cadena Ser. Para el político, la retirada de los árabes tiene un motivo muy claro: “Se han ido porque no pensaban ganar. Si hubiesen querido quedarse, hubiesen puesto lo que tenían que poner”, recalcó.

INVERSORES QUE NO DEBEN DAR EXPLICACIONES

Rus insistió en que la propuesta que encabeza, con capital ruso detrás y vinculada al empresario Mikhail Bosco, es necesaria para el territorio valenciano: “Desde hace seis años no se ha hecho una inversión en la Comunitat Valenciana de más de 500 millones. Aquí solo hablamos de cerrar y cerrar y traspasar. ¿Y ahora que viene alguien a comprar, se le quiere hacer un examen de conciencia? ¿Pero qué es esto?”

El político cree que hace falta una inyección económica a un club y una ciudad que son “pura depresión”. “Aquí se está hablando de depresión. Si viene alguien, se le tiene que tirar la alfombra y darle las gracias por venir. No lo entiendo. Nadie pensaba que fueran a presentarse siete ofertas. Si gana la mía, será la mejor. Si gana otra, será la mejor. Pero esto necesita un cambio”, explicó.

Y la inversión debe hacerse en un club que atraviesa una crisis deportiva acuciante: “¿Se le va a hacer un examen a un señor que va a poner 500 millones? Hace unas propuestas, se valorarán y se dirán si o no. Y hay que hacerlo rápido, si no no se podrá fichar ni hacer un equipo ‘super’. Ahí está la temporada. En este Valencia hay que hacer muchos cambios entre quien entre: secretaría técnica, entrenador, jugadores… Y eso no se valora de hoy a mañana. Hay que estudiarlo. Y estamos ahí, en el corte”, sentenció.

Reunión con las Televisiones foto_Abulaila

Rus, durante la charla / Foto: Diputación de Valencia

CARGAS DE PROFUNDIDAD A SALVO Y FABRA

Rus, eso sí, no quiso terminar su explicación sin mandar dos mensajes explícitos como respuesta a Amadeo Salvo y Alberto Fabra. Respecto al presidente blanquinegro, le dio la razón en que “desde las instituciones no hay que hacer ningun apoyo”, aunque criticó su hipocresía en este proceso: “El presidente que está ahora entró políticamente. Y ahora dice que no puede haber política en las decisiones”, comentó.

¿Y su opinión sobre las palabras del presidente de la Generalitat? “Fabra no quiere ser lógicamente presidente del Valencia, por eso está ocupado en sus cosas. Yo estoy ocupado en otras, cada uno tiene una capacidad. Respeto sus palabras”, recalcó.

“Yo voy sólo, como siempre. Detrás de algunas empresas, claro. Respeto la opinión de Fabra, pero nunca he pedido ayuda de nadie. Estoy dentro de un partido político y he de aceptarlo. Pero un tema es político y otro deportivo, las instituciones no deben apoyar nada”, concluyó.