Salvo estima que la venta del Valencia se cerrará en un mes

Tres o cuatro semanas. Esa puede ser la proyección más ajustada si atendemos al entorno del presidente del Valencia, optimista en las últimas horas después de concretar la salida de Pizzi y el fichaje de Nuno Espírito Santo. Cuando el proyecto deportivo echa a caminar es más sencillo observar cómo semanas de planificación se plasman en forma de presentaciones, fichajes, ruedas de prensa y sesiones de entrenamiento. En cuarenta y ocho horas se inicia el proyecto valencianista 2014-2015. Sin embargo, a tenor de lo dicho por Amadeo Salvo este viernes, la solución en la parcela societaria puede tardar casi un mes más

“Quiero mandar un mensaje de tranquilidad: el proceso de venta va bien”. Imposible arrancar con mayor énfasis. Salvo enumeró todo lo ocurrido desde que el 17 de mayo se aceptó la oferta de Lim, y matizó que Bankia “tiene unos condicionantes especiales” que afectaron a la negociación con Meriton. La oferta de Lim ha cambiado: “Se pasó de pagar 115 de los 230 millones de euros, con una quita que todos sabíais, a alcanzar otro acuerdo tras tres semanas negociando”, explicó, en referencia al anuncio del pasado 6 de junio.

“Es un proceso complicado, pero no se está retrasando por eso”, agregó, “porque en cualquier transacción internacional hay garantías postventa, y esto no es ni una empresa ni una persona física. Eso no significa que no se busquen las fórmulas legales para que no haya una responsabilidad criminal y legal posterior”. Salvo desveló que la exclusividad entre Bankia y Meriton para cerrar su acuerdo expira el 15 de agosto.

“LIM AVALA LOS PRÉSTAMOS DE CLUB Y FUNDACIÓN”: 330 MILLONES DE GARANTÍA PERSONAL

Salvo pasó un buen rato explicando por qué se ha alcanzado el actual punto de bloqueo, aunque insistió en que la operación “se va a hacer” en varias ocasiones. “No hay nada que no sea lo normal. Nuestros asesores, dos de los más grandes del mundo KPMG y Pricewaterhouse Coopers, tienen la suficiente experiencia, más que todos nosotros juntos y todos los informadores de la calle”, dijo respecto a los retrasos. Para demostrarlo, volvió a empeñar su palabra al desvelar un dato que no se había aclarado en el último mes: “Peter Lim pone su garantía personal ilimitada para los préstamos a la Fundación -90 millones- y para los 230 millones que adeudamos a Bankia”, expuso.

Lim va a hacer, según Salvo, “una inversión directa de 200 millones de euros”. Una cifra que comparó con la inversión extranjera de 2013 en la Comunitat Valenciana, que ascendía a 166 millones en total. “No sabemos donde estamos ni con quien hemos empatado. No sabemos valorar las cosas. La entidad más grande de la Comunidad Valeciana va a traer 200 millones de Singapur que hoy no están en la Comunitat”, exclamó. Para el presidente, “Lim viene a ayudar a aquello que más queremos los valencianos. ¡Y todavía seguimos vendiendo humo y haciendo el ridículo en España y fuera de España, con cifras ridículas! Los hemos echado a todos”, dijo en referencia a los inversores extranjeros.

El dirigente se afanó en explicar los cambios en la oferta de Lim, a su juicio “causados por la negociación con Bankia”. “Libera a la Fundación de los 94 millones de golpe y avala con su garantía personal ilimitada. Nunca en la ciudad de Valencia se había hecho un transacci?n de este volúmen. Y lo ha hecho el Valencia CF, el que no valía nada según algunos. Meriton paga 100 millones por unas acciones que la CNMV decía que valían cero. Le pegamos una patada en el culo a alguien que paga eso por unas acciones que contablemente valen 22 o 23 millones”, denunció.

En total, la “inversión de responsabilidad de Peter Lim es de 570 o 580 millones de euros”, anunció Salvo. El magnate asume la contragarantía que Bankia pidió sumada a la garantía del Valencia. “El club no puede pagar 230 millones al banco en agosto. Nadie quiere ir a un concurso de acreedores, y tenemos la solución. Vamos a dejar un club modélico”, insistió. El presidente dijo desconfiar de todo aquel que aspirase a comprar el club pero que omitiese o no diese relevancia a los problemas que Lim ha detectado a la hora de concretar la operación: “El que venga aquí y diga que no le importa, salgamos corriendo. Sobre todo si tienes reputación personal y profesional, y presumes de gestión eficiente. La de Lim es una oportunidad histórica”, reiteró.

El empresario compartió con los presentes algunas de las experiencias con el magnate singapurense: “Peter Lim es un buen tipo, un tipo diferente. No quiere ni figurar. Podéis pedir informes en el COI, en Singapur, al señor Ron Dennis o los países en los que trabaja. Sólo se preocupa del equipo. En la transaccion ni siquiera está presente”, aclaró. “Se enfadó cuando recibió el 17 de junio tres golpes fuertes. El pensó que queríamos echarle”, recordó. Salvo comparó la compra del club por parte del magnate con “la compra de un coche, algo que le gusta y con lo que va a disfrutar”. “A Lim le emociona el fútbol. Me dice que me olvide de todo y que lo importante es invertir en cantera y comprar buenos futbolistas. Lo que le ‘pone’ es leer en la prensa un 3-0 con partidazo del Valencia. No quiero que se desmotive, por eso estoy tan preocupado y no duermo con eso”, confesó.

LAS CUATRO CONTIGENCIAS QUE IMPIDEN LA COMPRA

Amadeo Salvo desgranó los problemas y tensiones que estuvieron a punto de romper la operación. Lim recibió el 17 de junio una notificación en la que se le reclaman 87 millones de euros, y un contrato de la Fundación en el que dice que si no cumple alguna de las condiciones tendría que indemnizar con otros 100 millones de euros. Y Bankia, mientras, intentaba añadir algunas garantías más a la transacción”, lamentó. El magnate le preguntó a Salvo que “si no queríamos que comprase el Valencia, se marchaba”, a lo que el presidente contestó que “había soluciones” antes de viajar a toda prisa a Singapur a hablar con él. “Entonces Lim puso sus condiciones y mandó un borrador con cambios: acabar el estadio para el centenario pero con el arquitecto que él quisiera, matices en lo del plan del marketing, fútbol femenino, lo de los cinco años en Valencia…”.

A fecha de hoy, Salvo anunció “cuatro contingencias” de diversa importancia que frenan la operación: Newcoval, la reclamación de la Unión Europea al IVF por ayudas a los clubes de fútbol, el PAI de Porxinos y la denuncia interpuesta por Andrés Sanchís por la ampliación de capital de 2009. Sólo resolviéndolas las partes se desharán “del problema que tienen los patronos de la Fundación”, incapaces de ratificar a Lim si no se aseguran de que su responsabilidad social queda impoluta. También Lim quiere seguridad: “Un señor que quiere que le vendamos la casa, y si está estropeada quiere que se la arreglemos. De lo contrario, nadie serio compraría el Valencia”. Eso sí, el consejo de administración del Valencia considera que solucionarlos todos puede llevarle entre tres y cuatro semanas de plazo.

El presidente da por “solucionada” la problemática surgida por la denuncia que Andrés Sanchís encabeza contra Llorente, Piles, Olivas y Gómez desde hace muchos meses en los juzgados. “Le agradezco haberse puesto al servicio del Valencia de forma desinteresada, ha sido de forma inmediata y ha ayudado al club”, explicó. Sanchís se comprometió ante Salvo hace días a eliminar de la demanda cualquier referencia a la situación societaria de la entidad y a perseguir responsabilidades a los cuatro individuos anteriormente citados.

Respecto al PAI de Porxinos, “lo de Ribarroja está en el Tribunal Supremo y no se puede recurrir”. “Trabajamos en el Valencia para dar todas las garantías. Tenemos pendiente al consejero Jose Manuel Palau y vamos a hablar con todas las partes implicadas. El Valencia no es responsable si hay una anulación de un PAI”, explicó el dirigente, que cifró en “unos cinco millones de euros” el coste de solventar dicha contingencia.

Salvo dio su opinión respecto al problema con Newcoval y la reclamación de José Granell: “La carta que mandó Bankia el miércoles hace referencia a lo que quiere Meriton. Para que Newcoval fuese válido tenían que cumplirse todas las clausulas del contrato, y sólo se cumplió una. El anterior presidente”, en referencia a Manuel Llorente, “medio se esconde y dice que sí se cumplen, y Bankia dice que no. El Valencia no reconoce ese contrato porque no se cumplió”, explicó. Con la carta de Bankia en su poder “los abogados de Meriton se sienten más confortables porque ven que las filiales de Bankia en Newcoval nunca van a presentar una denuncia contra Meriton. Lo de Newcoval está cerca de la solución”. Salvo cifró en un millón de euros el coste de solucionar y cerrar tan espinoso episodio.

Por último, el dirigente habló de la problemática con Bruselas y su multa al Instituto Valenciano de Finanzas. “Hay una cosa que no es garantía pero es ‘comfort’ jurídico, y Peter Lim lo reclama porque quiere que no se extienda la demanda de la UE al Valencia. Los abogados le dicen que puede ocurrir, y pide que se le garantice que nadie le pueda demandar. Buscamos la solución con la Generalitat, que está haciendo un trabajo excelente, para encontrar la manera de darle confort. La Generalitat no puede firmar una garantía tal cual porque sería acusada de mil cosas”, explicó. Otro millón de euros podría ser necesario para desbloquear el asunto.

Con todo lo anterior, Lim ya no tendría obstáculo alguno para acometer la operación. “La transacción no se va a caer siempre y cuando se solucionen las cuatro contnigencias”, repitió el gran protagonista de la jornada.

Salvo rueda de prensa

Amadeo Salvo, durante su comparecencia

PIDE LOS CONTRATOS A BANKIA Y BANKIA DICE QUE YA LOS HA MANDADO

Amadeo Salvo mantuvo una postura menos beligerante hacia Bankia que tres días antes, cuando dedicó al banco un exabrupto presa de la indignación tras la reunión con el resto de patronos. Las modificaciones en la propuesta del magnate del pasado 17 de mayo no son relevantes para el dirigente: “La oferta cambia no porque Meriton quiera, sino porque Bankia quiere que le paguen todo y que se lo garantice con su patrimonio personal, que es diez veces superior a la deuda del club. Si es mentira, que venga Bankia y lo diga”, declaró.

Salvo lanzó el guante a la entidad presidida por Jose Ignacio Goirigolzarri: “Le pido encarecidamente a Bankia que le mande los contratos a Peter Lim. Todos los contratos. Alguno de ellos Meriton no los ha recibido”, insistió el dirigente, quien recordó que “estos procesos se demoran” y que “una transacción así tarda entre ocho meses y un año” en cerrarse.

Apenas media hora después, fuentes del banco aseguraban a Valencia News que las palabras del presidente no tenían sentido ya que Bankia sí había remitido a la empresa de Peter Lim absolutamente todos los contratos y documentos necesarios respecto al acuerdo que ambas partes alcanzaron el pasado 6 de junio. También aseveraron que el banco no tiene ninguna relación con las contingencias a las que el presidente hizo alusión, por lo que Bankia no se considera responsable de ningún retraso en el remate de la operación.

REPROCHES A LA PRENSA

El dirigente lanzó varios ‘dardos’ respecto a la labor de los medios de comunicación: “Hay mucha intoxicación. No porque vosotros estéis intoxicando”, dijo señalando a los presentes, “sino por lo que os cuentan, por lo que os llega”. “Si alguna vez alguien vuelve a intoxicar y a mentir, lo voy a sacar todo. Ya estoy cansado de que el Valencia se bloquee”, exclamó, sacando de su carpeta el último borrador del contrato de compraventa entre Meriton y la Fundación VCF.

“Es una falta de respeto, lo digo una vez más: si esto cae, el Valencia se va a encontrar una situación complicada y el consejo pedirá responsabilidades a todos”, agregó el empresario. Respecto a las críticas recibidas por su gestión y su papel en el proceso de venta, Salvo fue muy claro: “Cuando no tengo para comer, no me preocupo de la corbata que llevo. Daremos la cara. Lo facil es saltar del barco. Pediremos responsabilidad del primero al último. Cuando alguien se preocupa de lo que dicen los medios, no lo hace del club. A mi me importa un pimiento lo que digan los medios de comunicación, me importa lo que digan los aficionados. Hay una responsabilidad mayor que es el Valencia, y no lo voy a permitir por un quítame allá esas pajas”.

Salvo reprochó que “antes de llegar Lim les hemos puesto la alfombra roja a todos” y que la valenciana es “una sociedad cainita”. A renglón seguido moderó su discurso y pidió colaboración: “Hay veces en que vosotros tenéis que presionar un poco. Vamos a alinearnos todos y buscar soluciones. No duermo por las noches, lo único que busco es lo mejor para el Valencia, hay gente que estamos dando la vida”.

También habló sobre dos puntos que han generado polémica en los últimos meses: el estado actual de las cuentas del club y el fichaje de Nico Otamendi. “Si alguna vez no digo la verdad es por beneficio del Valencia y porque hay alguna operación en marcha. No se de donde sale que había un agujero del Valencia. El Valencia presentará unas cuentas positivas, auditadas, similares a lo que se presentó en la junta extraordinaria de diciembre. Después de quitar unas ratitas dentro del balance para que fuera muy bonito, estaremos siete millones por encima de lo que nos encontramos”, puntualizó. Y en lo referente a los fichajes realizados hasta ahora, el dirigente explicó que se han hecho “con dinero del Valencia”. “A De Paul se le pagó con dinero del Valencia, y a Otamendi con el dinero del Valencia. Y si me faltase dinero, se buscaría una fórmula de financiación como hicimos el año pasado con Pabón. El 20 de julio a Otamendi lo va a pagar el Valencia con una transferencia, a través de un banco”, dijo con un sonrisa.

Para acabar, incluyó un ‘recado’ a las ofertas de Cerberus y Zolotaya Zvezda, que siguen moviéndose entre bambalinas en caso de que la propuesta de Lim no se concrete: “Que se dejen los rusos de llamar a gente de la Fundación, o sus representantes valencianos. Las lechugas, al contado. No va a venir nadie. Dejémonos ya de intoxicar a alguien -Lim- con el que Bankia está negociando. Las personas de la Fundación son gente responsable, y el consejo del Valencia no cobra ni un euro y tiene una responsbilidad criminal brutal. No torpedeemos a alguien que viene a ayudar. El que quiera manipular las cifras, allá el”, sentenció.

Sin embargo, el epílogo a la conferencia dejó un comentario algo ambiguo respecto al final de todo este ‘culebrón’ que ha ocupado ocho meses de la actividad societaria del club. Salvo pidió a los presentes “una crítica positiva” y reconoció que “cualquier palabra de aliento se agradece” en unos momentos tan tensos. El comentario final dejó abierta la puerta, eso sí, a un posible final inesperado: “Imaginaros que no puede ser lo de Meriton. Levantemos la cabeza para arriba y no nos critiquemos los unos a los otros. Si lo de Lim no se hace, que se va a hacer, es porque los valencianistas hemos creado algo que no se puede sostener”, concluyó de forma enigmática.

Fotos: VLC NEWS