Víctor Casadesús: “Caparrós nos dijo que tuviéramos orgullo y amor propio”

Tras la derrota frente al Athlétic, Víctor Casadesús y Héctor Rodas fueron los encargados de hablar en zona mixta. Ambos futbolistas lamentaron la mala imagen del equipo en la primera mitad pero destacaron la reacción en la segunda.

El media punta reconoció que Caparrós les dijo en el vestuario que tuvieran “orgullo y amor propio porque el Athlétic les estaba pasando por encima”. En la segunda mitad, el equipo mejoró. “La primera parte no es buena, el Bilbao es muy buen equipo. Hay que reconocer su calidad, no van cuartos por casualidad. En el descanso nos hemos dado cuenta de ello. En la segunda parte conseguimos tener el balón y ocasiones”, destacó Casadesús.

El atacante afirmó que tras el partido fue al vestuario a interesarse por el estado físico de Mikel Rico: “Ha sido totalmente involuntario, he entrado luego al vestuario y lo he saludado, no ha ido a más”.

Por último, Héctor explicó la polémica con el árbitro al finalizar el encuentro: “Hemos ido a comunicarle que había añadido pocos minutos por los parones que había habido en el partido. Con Barral ha habido un mal entendido y el árbitro ha interpretado que ha sido expulsión. Es maduro, se ha dado cuenta de su error y lo va a mejorar”.

El central concluyó explicando que a pesar de que el objetivo está virtualmente conseguido, la plantilla no está relajada.“Espero que no y si sucede al que se duerme hay que meterle caña”, afirmó el central valenciano.

 Foto: EFE