Bankia focalizará su financiación en pymes y autónomos

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha informado que durante este año concentrarán el esfuerzo de financiación en pymes, autónomos y comercios con el objetivo de conceder nuevos créditos por un importe de 15.000 millones de euros. Asimismo, ha anunciado que la entidad ha facturado 2.000 millones en nuevo crédito en enero y febrero, un 26% más que en el mismo periodo de 2013.

Así lo ha señalado en la ponencia inaugural del Forum Forinvest organizada por PwC y ApD, en la que ha indicado que la economía española está mejor aunque “todavía queda mucha cuesta por delante” por lo que ha pedido al Gobierno que continúe con su política reformista.

Goirigolzarri ha valorado los primeros síntomas en el mercado laboral y el superávit en cuenta corriente en 26 años y ha sostenido que hay que insistir en un superávit exterior y en la competitividad en un contexto de “demanda interna muy débil”, así como “continuar el proceso de desapalancamiento y tener crecimientos del PIB mucho más altos si se quiere luchar contra la gran lacra del paro”.

El presidente de la entidad ha mantenido que los retos pendientes del sistema financiero español son aumentar los créditos, controlar la calidad de riesgos al quedar “dos años de fuertes provisiones” y “continuar con el esfuerzo de reestructuración”, en línea con el objetivo de “reducir en no menos de diez puntos en tres años” el ratio eficiencia de la banca española, actualmente situado en el 58,6 por ciento.

Respecto a Bankia, ha valorado como “muy satisfactorios” los resultados de 2013, con “beneficios trimestre a trimestre”, hasta un total neto de 818 millones, frente al objetivo de 800, mejora del ratio de eficiencia y de la cuota de mercado en crédito al consumo y a pymes.

De cara al futuro, asegura que su intención es “devolver la confianza a los clientes”, contribuir a la devolución de ayudas públicas, asegurar sus más de 14.000 puestos de trabajo y ayudar asimismo a la “mejora de la imagen del sistema financiero, de la economía española y, en definitiva, de la marca España”. “Por falta de ganas no va a ser”, ha prometido.