El comercio reclama revisar la normativa de libertad horaria

Un comercio minorista de venta de calzado en ValenciaSigue la polémica en torno a los horarios comerciales

La liberalización horaria ha destruido hasta finales de enero un total de 2.099 empleos en la provincia de Valencia respecto al mismo periodo de 2013, según los últimos datos publicados por la Seguridad Social y que la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (COVACO) ha utilizado para reclamar una revisión “amplia” de la normativa en las zonas de gran afluencia turística (ZGAT) para que se adapte mejor al criterio turístico. Estas zonas son: Ciutat Vella y l’Eixample, la Marina Real y sus accesos, Jardín del Turia y la zona comercial junto estadio del Levante U.D.

Donde sí ha funcionado la normativa ha sido en Alicante y Castellón, provincias en las que la contratación ha crecido un 1,30 y un 0,66%, respectivamente. Asimismo el número de autónomos ha aumentado en las tres provincias, sumando 1.092 trabajadores por cuenta propia más en la Comunitat que en enero de 2013, según informan fuentes de la asociación a VLC News.

Mesa de trabajo

En esta línea, la presidenta de COVACO, Encarna Sanchis, ha propuesto la creación de una mesa de trabajo en la que se sienten tanto Administración como comerciantes, hosteleros y representantes del sector turístico para “analizar los resultados de este primer año de liberalización de horarios comerciales en Valencia, revisar la aplicación de la medida y plantear medidas que verdaderamente ayuden a aprovechar la potencialidad comercial del turismo que visita Valencia”.

Se trata, según ha explicado, de adaptar la medida al espíritu de la norma estatal aprobada en julio de 2012, que obligaba a ciudades como Valencia o Alicante a establecer una o más zonas de libertad horaria para atender la demanda de los turistas, y evitar “las tendencias negativas que ha provocado una mala aplicación de la libertad de horarios en la capital valenciana, que ha creado tensión entre grandes superficies y centros comerciales”.

Consumo congelado

Desde el punto de vista de las ventas, la medida tampoco ha contribuido a aumentar el consumo. Sólo para uno de cada diez comerciantes consultados por COVACO es rentable abrir un domingo o festivo. Además, en 2013 el Índice de Comercio Minorista que elabora el INE a partir de las ventas en el comercio minorista ha caído un 3,4% en la Comunidad Valenciana.

“Creemos que el turismo es bueno para el comercio pero para aprovechar toda su potencialidad hace falta mucho más que una medida aislada y no consensuada como la liberalización de horarios comerciales, especialmente en dos de esas cuatro áreas, de dudoso interés turístico”, ha afirmado la presidenta de COVACO.

Por ello, ha reclamado la revisión conjunta de la medida para adaptarla “al espíritu de la norma estatal y garantizar un servicio y atención al turista allí donde exista afluencia, sin alterar el equilibrio y el marco de horarios comerciales donde no hay turismo”.