La Comisión Europea financia con 11,5 millones a 32 PYMES de la Comunitat

PYMESPYMES

La Comisión Europea ha financiado con 11,5 millones a 32 proyectos de pequeñas y medianas empresas de la Comunitat Valenciana con potencial innovador y crecimiento internacional, dentro de la convocatoria de Instrumento PYME, según ha informado el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) –  a través de un comunicado.

En concreto, destina esta dotación económica a iniciativas de campos como la eficiencia energética, biomedicina, biotecnología, procesos de fabricación avanzada y de tecnología 5G, que “colocan a la Comunitat en el mapa europeo de la innovación como referente del esfuerzo y capacidad de trabajo”, como ha destacado la directora general del Ivace, Júlia Company.

La convocatoria Instrumento PYME de la Comisión Europea se divide en tres fases, con una “más exigente” donde se somete a las empresas a una evaluación para obtener un producto comercializable y escalable en el mercado internacional. En esta fase las PYMES pueden obtener una subvención media de entre 500.000 euros y 2,5 millones de euros. La tasa de éxito de los proyectos valencianos financiados por la comisión ha alcanzado el 13,6 por ciento, cuatro puntos por encima de la media nacional.

Company ha puesto en valor el “enorme” potencial innovador de la Comunitat, al tiempo que ha indicado que el Ivace ayuda a las empresas a participar en esta convocatoria con asesoramiento especializado, con jornadas de divulgación, talleres prácticos y con una línea de subvenciones, para que así las PYMES puedan sufragar los costes de preparación de propuestas.

 

Empresas con ambición de crecer  

El programa Instrumento PYME se enmarca dentro del VIII Programa Marco de Investigación de la Comisión Europea, conocido como Horizonte2020, y está dirigido a dar apoyo a las PYMES que “tengan la ambición de crecer, desarrollarse e internacionalizarse” a través de un proyecto de innovación de dimensión global.

En una primera fase, las empresas reciben financiación para estudiar la viabilidad científica o técnica y el potencial comercial de su idea a fin de desarrollar un proyecto innovador. Seguidamente, se apoya la investigación y el desarrollo de pruebas, prototipos o procesos innovadores piloto para acercar el proyecto hacia la fase de mercado.

Mientras, en la última fase no hay financiación directa, sino que se facilita a la empresa el acceso a capital privado y a entornos que potencien su capacidad de innovación.