Los trabajadores de Alcoa reclaman el amparo del Síndic de Greuges

El comité de empresa de la multinacional Alcoa ha presentado este martes una queja ante la Sindicatura de Greuges de la Comunitat Valenciana por la “falta de limpieza” del barranco de Aguamarga, en Alicante. Los trabajadores han denunciado que lleva desde 2010 sin retirarse la maleza, el cañizo y la suciedad y que, en caso de fuertes lluvias, puede provocar la inundación de la planta.

El portavoz del comité, Marcelino Hernández, ha manifestado que “eso ya ocurrió hace años cuando se rompió el puente, se inundó y estuvo seis o siete meses la planta anegada”. “Los barrancos están para que pase el agua y no para que crezcan los cañizos”, subraya.

En declaraciones a Europa Press, Hernández destaca que son “342 trabajadores preocupados por la fábrica, pero también por la gente que pasa por el puente, porque puede haber alguna desgracia”.

Por este motivo, recogieron 600 firmas que llevaron al Ayuntamiento y a la Confederación Hidrográfica del Júcar” y están “a la espera de una respuesta de los dos sitios” y han decidido recurrir a la Sindicatura para ver si obtienen “alguna respuesta”.

Según indica, “la empresa –Alcoa– quiso limpiar el barranco, con un coste de 12.000 euros, pero la Confederación le puso pegas porque si la limpiaba y no lo hacían bien, las consecuencias las pagaría Alcoa”, por lo que “la empresa se negó” y, en esta situación, los trabajadores reclaman que “lo limpie la Confederación o el Ayuntamiento”.