¿Cómo es el ecosistema emprendedor de la Comunitat?

Javier megías

Que es necesario generar un nuevo modelo económico basado en el talento, y que una parte importante del mismo pasa por potenciar el emprendimiento es indiscutible… pero ¿realmente estamos en el camino correcto en la Comunidad Valenciana?

A raíz de la reciente publicación de la infografía sobre el emprendimiento en España, por fin disponemos de datos segmentados sobre la actividad emprendedora en cada una de las comunidades autónomas de España… y los resultados son cuanto menos curiosos.

En cuanto a número de startups (empresas innovadoras con alto potencial de crecimiento), la Comunidad Valenciana ocupa el tercer puesto a nivel nacional… por delante de Andalucía pero bastante por detrás de Cataluña y la Comunidad Madrileña. Está claro que existe una cierta relación entre el PIB y la actividad emprendedora, pero no es el único factor… ya que a pesar de estar por detrás en PIB de Andalucía (138.923M€ frente a los 97.622M€) en la Comunidad Valenciana tenemos un numero superior de startups (200 frente a las 134 andaluzas).

Esa falta de correlación posiblemente se deba a aspectos culturales y sociales… pero no son los únicos. Una de las grandes bazas que tenemos en la Comunidad Valenciana es la alta disponibilidad de talento (tanto en cuanto a egresados de nuestras universidades, consideradas de buena calidad, como en cuanto a profesionales con experiencia)… a un coste bastante más competitivo que en Madrid y Cataluña.

Pero no puede haber emprendedores sin entidades que financien su actividad… y aunque es poco conocido, los prestamos participativos que concede el IVF (Instituto Valenciano de Finanzas) son de los más interesantes a nivel nacional, muy por delante de otras líneas similares. Y en este mismo registro es importante hablar de inversión… y aquí desgraciadamente es donde la Comunitat hace aguas. A pesar de la excelente labor de redes de inversores como CVBAN, la realidad es que en España la actividad inversora está muy concentrada en la Comunidad de Madrid y la Comunidad Catalana, mientras que en la Comunitat se cierran pocas inversiones para el número de startups que existen.

En cuanto al resto de organizaciones de apoyo claves en el emprendimiento, como las aceleradoras, en la Comunidad Valenciana tenemos la suerte de contar con al menos 8 aceleradoras (entra las que destacan Plug&Play Spain, Business Booster, Lanzadera, Momentum, Socialnest…) y 9 incubadoras… más que suficiente para los proyectos emprendedores existentes. Lo mismo sucede con proveedores de servicios para los emprendedores (abogados, diseñadores, etc.), ya que hay un buen número en la zona (41 actualmente)

Pero analizando el registro de eventos relacionados con el emprendimiento, se puede apreciar que, aunque hay varios, son casi todos pequeños y con poco impacto… por lo que probablemente fuera buena idea plantear la necesidad de un evento de calado relacionado con el emprendimiento en la Comunitat.

En resumen, tenemos un ecosistema emprendedor floreciente, pero que todavía está lejos de los de Madrid o Barcelona… lo que me empuja a creer que en lugar de intentar imitarlos, posiblemente deberíamos centrar nuestra actividad en lo que sí sabemos hacer (llama la atención que en un país donde el turismo pesa tanto, sólo un 6% de las startups trabajan en este sector… y sorprendentemente en la Comunitat tenemos todavía menos startups que trabajen en el mercado turista, sólo un 5%).

Javier Megías