La política es una actividad de hombres y mujeres honrados

Ustedes saben que tras llevar siglos aniquilándonos en Europa, tras la II Guerra Mundial, los que eran acérrimos enemigos no tuvieron más remedio que ponerse de acuerdo si querían tener un futuro. El resultado fue lo que ahora conocemos como Unión Europea. No nos ha ido mal, se puede y se debe mejorar, sin duda, pero no nos ha ido mal.

Tras un siglo XIX catastrófico y ruinoso, un primer tercio del siglo XX para olvidar y una dictadura que mantuvo enfrentada las dos Españas machadianas, tuvimos una Transición también mejorable, pero sin duda modélica en muchos aspectos, que alumbró lo que debe ser el final de doscientos años de ir de mal en peor.

Una Transición atacada por el populismo que nada tiene que perder con la crisis y el desorden, sino todo lo contrario, una Transición puesta en duda por una izquierda que en su momento la apoyó como vía de solución y de entendimiento en nuestro país.

Ustedes saben que ha sido punto de inflexión y de qué manera ha servido a España dicha Transición.

Una situación endiablada que padecemos en Cataluña y en la Comunidad Autónoma Vasca, en gran parte heredada de esos flecos mejorables de los que antes hablaba, hace que sólo un acuerdo global entre todos aquellos que entendemos que España tiene presente, pero sobre todo futuro, que no conlleve privilegios de nadie sobre nadie, nos saque de la situación de bloqueo que sufrimos.

España merece la pena; entre Ciudadanos, PSOE, PP y la movilización de aquellos que no votan, que se quedan en casa y a los que no hemos sabido sacar de su indiferencia, se puede lograr el triunfo sobre aquellos que han apostado por la ruptura de la convivencia.

Y vamos a lo concreto del día a día; sólo un acuerdo global de los que pensamos que en política se está para servir y no para servirse, puede salvar un sistema que en origen es bueno y es válido, pero que está pervertido por los que llegaron a la política para servirse a sí mismos y no a quienes les votaron.

Ese punto de encuentro de aquellos servidores de lo público que provienen del PSOE y del PP y que abominan de prácticas impresentables que nos han llevado a profundizar y alargar una crisis que afecta a millones de españoles, todos ellos honrados y dignos pero a los que los que no lo son enmascaran y humillan, junto a aquellos que ya transitamos por el camino de una nueva forma de hacer política, de vivir política, juntos tenemos que conformar y liderar la REGENERACIÓN.

Es la hora de levantarse desde la sensatez y la mesura, desde el trabajo y el esfuerzo, desde la humildad y la dignidad.

Desde Ciudadanos, que lideramos la tercera vía de la política en España estamos dispuestos a ello.

Pero hagámoslo pronto porque la gente no puede esperar.

Emigdio Tormo Moratalla

Coordinador Provincial de Ciudadanos Alicante