Mujer, madre y padre a la vez

Mujer valienteMujer, madre y padre a la vez

Mujer, madre y padre a la vez y es que cada vez son más las mujeres que asumen el papel de ser madre y padre a la vez, un papel difícil pero que la mujer desarrolla de la mejor manera.

Para la mujer ser madre y padre a la vez es una tarea compleja e implica una carencia significativa en el desarrollo psicológico del hijo, aunque no es imposible y ya son muchas las mujeres que asumen el papel de madre y padre a la vez.

Conozco a muchas mujeres que solas sacan a sus hijos adelante, con mucho trabajo y dedicándoles mucho amor, y aunque tienen la carencia de un marido, un padre, ellas solas son suficientes para hacerse cargo de sus hijos sin la ayuda de nadie. Los daños o heridas que un niño pueda sufrir ante esta situación dependen de cómo la madre esté viviendo la resolución de su propio conflicto y de que no involucren a los hijos.

La mujer, madre y padre que ella sola dio vuelta a la página y sanó sus propios heridas sin transmitir rencores a sus hijos permitirá un desarrollo más positivo del niño o niña.

La mujer, madre y padre tiene que mostrar siempre la mejor cara sobretodo delante de sus hijos y buscar la parte positiva de cada situación para darle más seguridad a sus hijos, pues ellos no tienen la culpa de lo que la madre esté padeciendo o de sus actos y éstos niños necesitan lo mejor y que les hagan sentir bien, para tener un crecimiento feliz.

Una madre que esté amargada sin resolver sus conflictos, sin perdonar al padre o a ella misma influirá negativamente en su hijo y le será muy difícil ejercer bien el rol de madre y padre a la vez.

Además según los expertos, una madre que vive la maternidad sin el padre son claves en el desarrollo psicológico de su hijo, ella será el gran `pilar de su desarrollo’ es por ello que es indispensable que el niño o niña vea a la madre feliz y realizada con su vida, sus sueños e hijos.