Noviembre trepidante

Juan Vicente Pérez Aras, Diputado Nacional PP. Un Consell y una Legislatura agotadosJuan Vicente Pérez Aras, Diputado Nacional PP. Un Consell y una Legislatura agotados

Nos adentramos en la estación otoñal buscando romper la hegemonía de la primavera permanente en la que parece que vivimos instalados. Un hecho que confirma el récord de turistas que año tras año siguen eligiendo nuestro país para disfrutar de sus días de asueto, encumbrándonos a la cima del turismo mundial para poner en valor ese inmenso y extraordinario patrimonio natural y cultural de este gran país que es España.

Entramos en noviembre con la incertidumbre que nos depara un mes extraordinario. Con otro súper martes en USA, donde la legislación estadounidense establece que las elecciones deben celebrarse el primer martes después del primer lunes de noviembre. El día 8, más de 200 millones de estadounidenses están convocados a las urnas para elegir a su próximo presidente. ¿Ganará el voto popular al electoral?,¿Veremos el momento histórico con una mujer al frente de la primera potencia mundial?

Una gran parte de ellos ha ido votando por adelantado en las semanas anteriores, y de hecho se están batiendo récords que vienen a amenizar la ya entretenida confrontación electoral más disputada de su historia, a pesar de que ninguno de los dos líderes levanta pasiones en un electorado que sigue unas pautas totalmente diferentes a las del viejo continente. Veremos como acaba el duelo tras un vertiginoso final de campaña por los Estados más influyentes.

Un noviembre trepidante que empezaba con el viaje apostólico a Suecia del Papa Francisco para la conmemoración de los 500 años de la Reforma Luterana. Un hito histórico en pos de la comunión de la Iglesias del mundo. Además, en su gira de despedida, el Presidente Obama (POTUS), mantendrá una reunión de primer nivel con sus principales aliados europeos. Cita que contará con la presencia de nuestro flamante Presidente el próximo 18 de noviembre en Berlín, junto a los líderes de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Un mes que finalizará en la antesala del temido referéndum italiano sobre la reforma constitucional, que tendrá lugar el cuatro de diciembre. Con el Acuerdo con Canadá, el CETA, desbloqueado. Con el Brexit dándonos quebraderos de cabeza a todos. Con los Acuerdos con USA y China a las puertas. El problema de Siria y el drama de los refugiados, el SAHEL y el norte de África, el Acuerdo de París, las relaciones con Hispanoamérica…. Una agenda que pondrá a prueba la consistencia de nuestras instituciones para aprovechar las oportunidades y afianzar nuestras fortalezas.

Noticias que marcan la actualidad geopolítica de una UE que debe volver a asumir un protagonismo perdido, con un deterioro de su identidad fundacional cuestionada ahora por un populismo que acentúa la quiebra moral del viejo continente, donde en palabras de Pedro Schwartz, “Los pensadores de nuestras democracias han abandonado la filosofía individualista para abrazar ideas comunitarias y socializantes, que lo fían todo a la acción pública”.

De ahí el momento crucial por el que España está pasando. Un momento histórico ante los retos a los que se enfrenta la sociedad occidental, de los que no somos ajenos, a lo que se suma la configuración del nuevo ejecutivo que debe garantizar esa agenda reformista que no podemos abandonar. Tras la investidura hay que garantizar la gobernabilidad. Una gobernabilidad que debemos tomar como una oportunidad tras más de trescientos días de incertidumbre. Debemos recuperar el protagonismo perdido y liderar la agenda política, marcando el paso de una acción reformista sin precedentes que nos haga olvidar la dura crisis pasada.

Una oportunidad histórica que no podemos dejar pasar, para fortalecer no solo nuestras instituciones democráticas, sino para consolidar y propiciar un mayor grado de bienestar para todos los ciudadanos tras sus reiteradas sentencias electorales. Un momento histórico que debe llevarnos a poner en valor ese mandato de las urnas para dialogar, para pactar y consensuar sin descanso, en pos de ese interés general que debe guiar toda acción política. Y no podría pasar en mejor mes. Noviembre se presenta trepidante desde el punto de vista geopolítico. Por ello es necesario poner en valor nuestras oportunidades y fortalezas para ser los verdaderos protagonistas de nuestra propia historia.