13 millones para el mantenimiento de jardines

Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Las empresas encargadas del riego, mantenimiento, limpieza y podas de los espacios ajardinados de la ciudad de Valencia prestarán sus servicios otros cuatro años más, prorrogables por otros dos, tras obtener la mayor puntación en el concurso realizado para contratar la prestación de este servicio. Así lo ha aprobado la Junta de Gobierno Local, al declarar válido este procedimiento.

Consecuentemente, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) continuará prestando este servicio en la zona Norte de la ciudad, por un importe anual de 7.373.751,91 euros, y Sociedad de Agricultores de la Vega (SAV) en la zona Sur, por un montante de 5.849.288,36 al año. En total, el Ayuntamiento destinará más de 52 millones de euros durante los próximos cuatro años, según ha informado el consistorio en un comunicado.

La concejala delegada de Parques y Jardines, Lourdes Bernal, ha recordado que el proceso de licitación se ha dividido en dos –zona norte y zona sur– y en dos grandes bloques de gestión –espacios ajardinados y arbolado viario–.

Asimismo, y con el objetivo de “optimizar al máximo” los recursos municipales, en la nueva contrata se han introducido ciertas novedades respecto de la anterior. En concreto, se han redistribuido los trabajos dentro de los jardines, de tal manera que se ha incorporado a los servicios que deben prestar la empresa, el mantenimiento de fuentes ornamentales ubicadas dentro de espacios ajardinados.

Del mismo modo, se han redistribuido los espacios ajardinados con la incorporación de nuevos parques a las distintas zonas que hasta la fecha gestionaba el Organismo Autónomo de Parque y Jardines Públicos (OAM), mientras que simultáneamente se incorporan al OAM espacios que hasta la fecha se gestionaban a través de las contratas.

Respecto a la adjudicación, la concejala ha explicado que los técnicos municipales han valorado las propuestas, tanto técnicas como económicas, de un total de cinco empresas que se han presentado al concurso, y que en acuerdo aprobado esta mañana, además de declarar válido el procedimiento de licitación, se ha decidido a requerirles a las empresas que han obtenido la mayor puntuación los avales y garantías que deberán aportar con carácter previo a la posterior adjudicación y formalización del contrato.

Este modelo de gestión, que la edil ha calificado de “innovador” tiene como finalidad “la exigencia de una calidad en el mantenimiento y conservación de espacios ajardinados y del arbolado urbano, lo que quiere decir que se controlará mensualmente que todas y cada una de las operaciones realizadas durante el mes se ajustan a los criterios marcados por el Ayuntamiento”.

De este modo, ha concluido Lourdes Bernal, “se valorarán los trabajos realizados con el control de calidad de espacios ajardinados que aleatoriamente se revisarán mensualmente entre todos los espacios ajardinados y arbolado de la ciudad de manera que se aplicarán criterios objetivos de calidad que permitirán mediante la aplicación de fórmulas comprobar el estado de los jardines de modo que si no cumple con los estándares e indicadores de calidad exigidos podrá procederse al descuento en la correspondiente certificación”.