La Reial Senyera se abre paso entre aplausos y silbidos a Joan Ribó

RibóEl alcalde Joan Ribó, portador de la Reial Senyera en la procesión cívica del 9 de octubre de 2015

La Reial Senyera ha presidido la procesión cívica del 9 d´octubre, acompañada por unos 60.000 valencianos -según cifras de la Policía Local- entre aplausos, gritos de “Som valencians, no catalans”, y silbidos e insultos para el portador de la insignia, el alcalde Joan Ribó.

La procesión, que ha contado con más presencia policial que otros años, no ha entrado a la Catedral para el Te Deum por primera vez desde hace 24 años. Así, la bajada de la Senyera ha comenzado a las 12.00 horas en el balcón principal del cap i casal y ha discurrido desde la plaza del Ayuntamiento hasta el Parterre, salvando la Catedral.

Ribó ha portado por primera vez la Reial Senyera, que pesa 18 kilos y mide 3,3 metros. A pesar de haber sido el centro de las críticas, ha declarado que “el día ha transcurrido con normalidad, que es lo importante, y con opiniones diferenciadas, como es normal en una situación democrática”.

La comitiva ha estado formada por políticos valencianos, como el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta, Mònica Oltra; así como consellers, diputados y concejales, acompañados de representantes de la vida civil, académica y militar, con protagonismo de entidades como Lo Rat Penat o el Ateneo Mercantil, sindicatos y personas galardonadas con la Distinción de la ciudad, entre otros.

Una vez bajada la Reial Senyera, han sonado los himnos de la Comunitat y de España, que se han interpretado de nuevo en la ofrenda floral de la plaza de Alfons el Magnànim.

Al comenzar la marcha, Ribó ha recibido aplausos, pitidos y abucheos del público, así como gritos: “Som valencians, no catalans”, “Defendamos nuestra tierra”, “Joan, te has equivocado de bandera”, o “Coge la bici, traidor”. Algunos de los asistentes han continuado con estos gritos e insultos durante todo el recorrido.

También se han podido leer pancartas del Grup de Acció Valencianista con la palabra “Catalanistas” o de extrabajadores de Canal 9 en los que se criticaba el incumplimiento de la promesa de Puig de reabrir la televisión pública valenciana para esta fecha.

“VISCA VALÈNCIA, PERO CON UNA FINANCIACIÓN ADECUADA”

En su intervención, Ribó ha querido “dejar una cosa bien clara”, al proclamar “visca València, pero con una financiación adecuada para todos los valencianos”, porque en su opinión, “el 9 d’Octubre también es un día para reivindicar lo que nos merecemos”. “Nuestra ciudad y Comunitat necesitan unos elementos del Estado del Bienestar que puedan llegar a toda la población”, ha manifestado.

En este sentido, la vicepresidenta del Consell, que se ha sumado a la petición de una financiación justa para la Comunitat, ha agregado que en el acto popular ha intervenido “muchísima más gente que el año pasado reivindicando sus derechos en la calle”.