Benimaclet frena la instalación de más cables ilegales

Ejemplo de cableado ilegal adosado a una fachada en Benimaclet.Ejemplo de cableado ilegal adosado a una fachada en Benimaclet.

Las comunidades de vecinos de Benimaclet están empezando a tomar seria conciencia del problema y a coger el toro por los cuernos. Ante la invasión del barrio de empresas de diversa índole para la instalación de cableado aéreo y pegado a las fachadas, los residentes están negando la entrada a representantes de las distintas firmas y declinando cualquier tipo de oferta y conversación. Una lucha que vienen persiguiendo desde la Asociación de Vecinos desde que el pasado mes de julio se agudizara el problema, tal y como fue denunciado ante el Consistorio el siguiente mes de agosto, y que ahora parece estar tomando forma.

“En las dos últimas semanas, dos presidentes de comunidad de sendos edificios situados en las calles Arquitecto Arnau y Hermanos Villalonga se negaron a dar permiso para el cableado de su fachada, a pesar de la insistencia de los representantes de las empresas”, explicaron desde la asociación vecinal.

“En el caso del edificio de Hermanos Villalonga, el presidente de la finca solicitó la presencia de la Policía Local para que esta instara a la empresa a retirar los cables del edificio”, continuaron fuentes vecinales.

La cuestión es que numerosas empresas de telecomunicaciones están incumpliendo las ordenanzas municipales al colocar cableado aéreo de forma ilegal. La ordenanza de Zanjas y Catas en el Dominio Público, que está vigente 20 años. Obliga a soterrar los cables de telefonía y fibra óptica, así como muchas otros tipos de conducciones (agua, electricidad, gas…). Las sanciones contempladas oscilan entre 25.000 y 100.000 euros.

La primera reclamación de los vecinos al Consistorio fue el pasado 7 de agosto. Ya entonces los técnicos municipales comprobaron que la gran mayoría de las actividades realizadas no contaban con la licencia pertinente y el Ayuntamiento aseguró al barrio que antes de finalizar 2013 tomarían medidas.

A la Asociación de Vecinos de Benimaclet le preocupa cómo los residentes hagan frente al problema y por eso han redactado y expuesto públicamente dos puntos básicos de actuación en caso de detectar una instalación irregular o el contacto de alguna empresa:

“Primero: Avisar ya al presidente o presidenta de nuestro edificio para que no firme ninguna conformidad de cableado en fachada (ni dentro del edificio), sin haber realizado ninguna asamblea de escalera para tratar el tema.
Segundo: Si el presidente o presidenta ha dado su conformidad (por presión, ignorancia…) y ve que están cableando la fachada, llamar a la Policía Local para que se presenten en el lugar. Solicitarles la licencia de obra, ya que según el Ayuntamiento no tienen. Y solicitar que paren la obra y retiren los cables, ya que las normas municipales impiden el cableado aéreo y en fachadas”.

Pese a esta puesta en acción decidida del vecindario desde la Asociación siguen echando en falta la implicación del Ayuntamiento, achacándole una “permisividad” con las firmas que no terminan de comprender en el barrio. Al tiempo que continuarán pidiendo explicaciones y contundencia en las denuncias a estos infractores, los vecinos seguirán concienciando en la calle del problema para que cada vez sean más comunidades de vecinos las que “planten cara”, afirmaron.