El Ayuntamiento cierra 2014 con superávit de 55 millones

El Ayuntamiento de Valencia ha cerrado 2014 con un superávit de 55,9 millones de euros, con un ahorro neto de 93,2 millones de euros y con un endeudamiento situado en el 93,8 por ciento, “dentro del límite legal de deuda” del 110 por ciento. Así lo ha indicado este lunes el concejal de Hacienda y Presupuestos, Silvestre Senent, en la rueda de prensa que ha ofrecido sobre la situación económica y liquidación del presupuesto de 2014.

El presupuesto inicial del pasado año era de 730 millones y el definitivo, a 31 de diciembre, quedó en los 857 millones tras las modificaciones. Senent, que ha considerado que se presupuesta “de forma realista” y que se gestiona “con austeridad”,ha asegurado que la liquidación de las cuentas de 2014 “confirma la saneada situación de las arcas municipales y el cumplimiento de los objetivos marcados al inicio del año” en materia económica.

“Presupuestamos de forma realista y año a año cumplimos los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera”, ha planteado. El edil ha destacado, asimismo, que con estos datos el consistorio valenciano “demuestra su capacidad de financiarse cada vez más con recursos propios”.

Silvestre Senent ha resaltado “la reducción del endeudamiento municipal” y la “capacidad de anticipación” del Ayuntamiento a la situación económica de los últimos años, también “con los planes de austeridad aplicados” los ejercicios anteriores. El concejal ha comentado que para finales de 2015 se prevé que el porcentaje de endeudamiento del 93,8 por ciento de 2014 se sitúe en el 82,9 por ciento.

Ha apuntado que la liquidación del presupuesto de 2014 señala que la deuda viva a finales de este año era de 809 millones de euros y ha manifestado que se espera que a finales de 2015 sea de 703 millones de euros. Senent ha insistido, en este punto, en “el saneamiento de las cuentas del Ayuntamiento de Valencia” y ha aludido a la reducción de deuda experimentada desde 2008 -a excepción del año 2012 que subió a 965 euros por la operación de pago a proveedores-.

En cuanto al superávit, el responsable municipal de Hacienda y Presupuestos ha valorado que el consistorio mantenga la tendencia lograda en años anteriores cuando ésta “no es la tónica de todas las corporaciones locales españolas”. Por otro lado, respecto al remanente de tesorería, Senent ha señalado que a finales de 2014 se situó en los 114 millones de euros, al tiempo que ha destacado que “el porcentaje de financiación con recursos propios es del cien por cien”.

Silvestre Senent, ha avanzado, por otro lado, que para el próximo año “no está prevista ninguna operación de tesorería” –en 2015 habrá una operación de tesorería a corto plazo, de 70 millones, para hacer frente a facturas y proveedores, que se liquidará cuando empiece a cobrarse el IBI, por lo que “no computará en deuda vida del Ayuntamiento”, ha precisado el edil–. En cuanto al plazo de pago medio a proveedores, Senent ha comentado que está en 57 días y que para 2015 el objetivo es que sea de 30 días.

Preguntado por el balance de legislatura en materia económica, el concejal de Hacienda y Presupuestos, que ha insistido de nuevo en la reducción de deuda viva, ha aseverado que “el equipo de gobierno del PP gestiona con austeridad, manteniendo, al mismo tiempo, los servicios municipales de atención al ciudadano”.

COMISIÓN DE HACIENDA EL MARTES

Por otro lado, Senent ha avanzado el contenido de la Comisión de Hacienda que el consistorio celebrará mañana martes y ha apuntado que en este reunión se comunicará que la administración local cumple “el objetivo de estabilidad presupuestaria” y se defenderá su “capacidad de financiación”.

También, ha adelantado que se abordará una operación de crédito extraordinario de 6,3 millones de euros –en ella se contemplan 300.000 euros para contratar una auditoría de alumbrado público en la ciudad; reasignar distintas partidas del servicio de innovación, y 640.000 euros para gastos de informática para el Sertic–, y un reconocimiento extrajudicial de crédito por valor de 102.000 euros para pagar facturas de finales de 2014 y principios de 2015.