El Ayuntamiento de Valencia rechaza las prospecciones

Nuevas voces contra las prospecciones petrolíferas previstas en el Golfo de Valencia. Y de nuevo en el seno político. Si hace unos días era González Pons quien cargaba contra este proyecto, ahora lo hace el propio Ayuntamiento de Valencia al completo.

Este viernes, en el pleno del mes de febrero, el equipo municipal ha manifestado su total “rechazo” a la realización de estas actividades en la costa de la Comunitat. Esta decisión se ha adoptado tras haber sido planteada por la concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Mª Àngels Ramón-Llin, a partir de la propuesta alternativa que ha planteado a la moción presentada por el grupo Compromís.

Esta coalición, como ha explicado su edil Pilar Soriano, pedía al consistorio que exigiera al Gobierno central que “emita una Declaración de Impacto Ambiental Negativa” para el proyecto llamado ‘Campaña de Adquisición Sísmica 3D en los permisos B,G,AM-1 y AM-2 en el Golfo de Valencia” encaminados a la localización de crudo en la costa valenciana.

Ramón-Llin ha destacado la posición mantenida desde el principio por el consistorio y por el equipo de gobierno que preside Rita Barberá en contra de estas prospecciones. Así, ha asegurado que la responsable municipal fue “la primera que solicitó que no se llevaran a cabo” los primeros sondeos que se anunciaron hace años y que el Ayuntamiento de Valencia “fue el que instó al Gobierno para que éstas no se autorizaran“.

La concejala, que ha resaltado que los permisos a estas prospecciones los otorgó el Ejecutivo socialista, ha asegurado que el gobierno local “siempre” se ha manifestado “en contra de las prospecciones petrolíferas en el litoral valenciano” y ha asegurado que “no ha movido ni un ápice esa posición”. Ha recordado que el consistorio presentó un informe que hablaba de los daños que estas acciones podían ocasionar tanto a la actividad pesquera, como al entorno ambiental y al turismo y ha estimado que la propuesta de Compromís “llega tarde”.

 Ataques a AVL

En el mismo pleno , también se han abordado otros temas como el ataque al domicilio del presidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, Ramón Ferrer. El acto acto violento, condenado por el consistorio, se produce después de la aprobación recientemente por parte de esta institución del Diccionari Normatiu Valencià.

Además, se ha aprobado otra declaración institucional para apoyar y solidarizase con los pequeños ahorradores perjudicados por la quiebra de Forum Filatélico, con la búsqueda de una posible solución a través del ICO.

 Durante el debate de las mociones, se ha abordado una del PSPV sobre el Barrio de la Llum en la que los socialistas pedían un Plan de Reforma Interior para la renovación urbana de este entorno. El concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, ha recordado que el Ayuntamiento ha invertido unos 5 millones de euros en distintas actuaciones que han redundado en la calidad de vida de los vecinos de esta zona.

“En el año 85 ya existía un Plan Especial de Reforma Interior para este barrio con actuaciones que no contempló el Plan General, por lo que ahora cualquier intervención para habilitar dotaciones requiere una expropiación, con lo que ello conlleva”, ha explicado Novo.