El Consell pide a la AVL una reflexión “profunda”

No se puede valorar en cinco horas lo que para el Consell Jurídic Consultiu ha costado una semana sustanciar por la vía de urgencia”. Así valoraba esta mañana la consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Catalá, la respuesta que ayer por la tarde ofreció la Acadèmia Valenciana de la Llengua al dictamen jurídico que concluye que la definición de ‘valenciano’ propuesta por el ‘Diccionari Normatiu Valencià’ “no se acomoda” al Estatuto de Autonomía.

A última hora de la tarde de ayer, la AVL defendía en un comunicado que, frente a los expuesto por el CJC, la definición objeto de polémica “se ajusta al ordenamiento jurídico”. Lo hizo apenas unas horas después de haber recibido comunicación oficial del texto, recepcionado a última hora de la mañana.

Catalá consideró que la Acadèmia deberá hacer un análisis “más profundo” sobre el informe, que confía que derive en la modificación del término. La consellera se mostró convencida de que la postura mostrada por la AVL “no es firme”, porque de hecho el ‘Diccionari’ se encuentra todavía en un proceso “abierto” de construcción (se pueden hacer propuestas a las diferentes definiciones vía web).

Aunque el Consell evita proponer la definición que le gustaría del término ‘valenciano’, para evitar que se les acuse de injerencia, sí que exige que se redacte una nueva que se acoja a lo que dice el Estatuto de Autonomía: que el valenciano es la lengua que se habla en la Comunidad Valenciana.

El Gobierno valenciano “se contentaría” con esa cesión, en palabras de Catalá, aunque no se modificara la definición de ‘catalán’ y que, al ser idéntica que la de ‘valenciano’, también sugiere la unidad lingüística al presentarlo como “lengua románica hablada en Cataluña, así como en las Islas Baleares, el departamento francés de los Pirineos Orientales, el Principado de Andorra, la franja oriental de Aragón, la ciudad sarda de l’Alguer y la Comunitat Valenciana, donde recibe el nombre de valenciano”.

Fruto de esta discusión, la consellera de Educación reconoció que al Ejecutivo autonómico “no nos gusta” la definición de ‘valenciano’ incluida en el diccionario de la RAE, aunque evitó confirmar si el Consell o el PP valenciano volverán a pedir a esta institución que, con el dictamen del CJC en la mano, modifique ese término.