Hacienda enviará las nuevas exigencias a las CCAA que incumplieron el déficit en 2015

Puig se reunirá el lunes con Montoro para tratar los avances del nuevo sistema de financiación y la tasa de reposiciónPuig se reunirá el lunes con Montoro para tratar los avances del nuevo sistema de financiación y la tasa de reposición

El Ministerio de Hacienda enviará este martes la carta en la que indica las nuevas exigencias que se imponen a las comunidades autónomas que el año pasado incumplieron el objetivo de déficit y que están obligadas a aprobar un acuerdo de no disponibilidad y a remitir información mensual del cumplimiento de la regla de gasto.

Así lo anunció ayer el ministro en funciones, Cristóbal Montoro, en rueda de prensa, tras reunirse con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. Montoro, quien se ha mostrado “convencido” de que las medidas exigidas serán “suficientes para corregir la desviación de déficit”.

Sólo Galicia, País Vasco y Canarias cumplieron el objetivo de déficit del 0,7% establecido para el año pasado mientras que todas las demás se excedieron, una desviación que ha supuesto una recomendación a España de la Comisión Europea. Tras este aviso, la semana pasada, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos acordó tomar medidas con las autonomías incumplidoras.

Así, el Ejecutivo,a través de Hacienda, va a obligar a estas CCAA a aprobar un acuerdo de gobierno de no disponibilidad, para garantizar que los recursos de financiación que recibirán este año no sirvan para financiar nuevo gasto, sino el que ya está previsto y están ejecutando este año.

El ministro ha insistido en lo que ya explicó la semana pasada, que no se trata de instar a que las autonomías apliquen recortes sino que no aumenten gasto público sobre lo que ya tiene previsto. Este año van a recibir 10.000 millones de euros más de los Presupuestos Generales del Estado que en 2015, entre el sistema de financiación y la liquidación del sistema de financiación de 2014, que les es favorable, dinero que no podrán emplear para pagar nuevo gasto.

Además, los interventores de cada gobierno autonómico deberá remitir mensualmente a Hacienda el cumplimiento de la regla de gasto por parte de las autonomías, esa obligación de no gastar más de lo que se ingresa. La información será también publicada.

Tras la reunión

Por su parte, Ximo Puig, trasladó al ministro de Hacienda en funciones la necesidad de la adopción de medidas extraordinarias para garantizar la viabilidad de la Comunitat hasta la aprobación del nuevo sistema de financiación autonómica que se concretarán en un plan de tesorería para 2016.

Puig solicitó que en el plan de tesorería que se negocie se incluya la petición de un FLA extraordinario para cubrir el déficit de 2015, el mantenimiento de un tipo del 0% en el Fondo de Liquidez, una solución para los impagos del anterior Consell y la financiación de la totalidad del tratamiento de hepatitis. El plan de tesorería pretende tener un calendario de fondos y de pagos de todas las necesidades de la Generalitat para dar respuesta a las tensiones de tesorería por falta de financiación ordinaria, según ha explicado el President en una comparecencia ante los medios de comunicación posterior a la reunión.

Puig entregó a Montoro un documento que incluye estas medidas transitorias, así como la petición de que se constituya también de forma inmediata un grupo de expertos que elabore las bases técnicas para negociar el nuevo modelo de financiación.