Martínez defiende la legalidad del proyecto de la depuradora

exvicepresidente de la Diputación de Castellón Francisco Martínez

El exvicepresidente de la Diputación de Castellón Francisco Martínez ha asegurado este martes que el proyecto de la depuradora de Borriol es “totalmente legal” y que él no se ha aprovechado de su cargo, sino que ha actuado con “claridad, transparencia y legalidad”. Así mismo, ha señalado que continuará trabajando en la provincia en el trabajo que se le “encomiende”.

Martínez se ha pronunciado así ante los medios de comunicación al ser preguntado por cómo se encontraba después de que el presidente de la corporación provincial, Javier Moliner, decidiese la pasada semana apartarle de sus responsabilidades en la institución provincial al conocer que la titularidad de los terrenos donde estaba proyectada la depuradora de Borriol pertenecía a una empresa de su hijo. El exvicepresidente de la Diputación castellonense -que ha asistido a la ‘cumbre de alcaldes’ en calidad de primer edil de la Vall d’Alba-, ha asegurado sentirse “muy bien”, pues siempre ha actuado “dentro de la legalidad”.

En este punto, ha incidido en que el proyecto de la depuradora de Borriol se inició por parte de la Generalitat en 2006, “con lo que no tiene nada que ver la Diputación en la ubicación”. Así mismo, ha relatado que el proyecto se remitió a la Diputación, “donde se mantuvo la misma ubicación, se acotaron los terrenos y se redujeron para que hubiese menor expropiación, ya que se redujo también el presupuesto”.

“Nunca me he aprovechado del cargo para ninguna de estas cuestiones y siempre he actuado en el estricto tema de claridad, transparencia y legalidad y seguiré trabajando en la provincia en el trabajo que se me encomiende”, ha añadido Martínez.