Podemos califica de insuficiente y decepcionante el resultado de la Conferencia de Presidentes

El síndic del grupo parlamentario Podemos Podem, Antonio Montiel, ha calificado de “insuficiente y decepcionante” el resultado de la Conferencia de Presidentes autonómicos celebrada ayer y ha destacado que “no se ha superado el nivel de ‘declaración de intenciones’”.

Montiel ha lamentado que de la agenda que llevaba el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para este encuentro se haya dejado pendiente la deuda histórica y descartado el efecto retroactivo del cambio de sistema, cuestiones que denotan que “los objetivos no se han conseguido”, a excepción de algunas expresiones de intenciones sobre cuestiones concretas, como lucha contra la violencia machista; modernización de los servicios de empleo o un pacto sobre educación, entre otros. El síndic de Podemos ha indicado que la financiación de las Comunidades Autonómas es estructural para el sostenimiento del estado del bienestar y en esa cuestión, poco se ha avanzado.

A juicio de Montiel, es razonable que se dote de estabilidad a estos encuentros, para caminar hacia un proceso de reconocimiento de un estado federal, pero ha criticado que “a lo máximo que se ha llegado es a hacer una declaración de intenciones”. El síndic de Podemos ha indicado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, parece “muy interesado en generar un diálogo sin asumir compromisos concretos” y ha expresado que sospecha que “el PP está comprando a los barones territoriales del PSOE para favorecer el trámite parlamentario del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado, que está cargado de recortes”.

Asimismo, ha calificado de “insulto a la inteligencia que Rajoy plantee que no se puede acometer una reforma estructural de la financiación porque la recaudación está por debajo de los niveles de 2007”.

En este sentido, ha recordado que ha sido precisamente el Gobierno del Partido Popular el que ha puesto en marcha en los últimos ocho años un sistema fiscal regresivo, de modo que las familias tienen una carga impositiva del 84 por ciento de la presión fiscal, frente al 75 por ciento que tenían en 2007, mientras que las empresas han visto reducida su presión fiscal del 22 por ciento en aquel año a una actual del 13 por ciento.

La medidas impuestas por el Gobierno de Mariano Rajoy, ha apuntado Montiel, “han sobrecargado la presión fiscal sobre las familias y reducido la de las empresas, limitando el crecimiento de la recaudación” por lo que ha reprochado que el PP plantee que la reforma del sistema de financiación de las autonomías debe depender de la mejora de la recaudación”. “Y más cuando el ejecutivo popular no ha luchado contra el fraude y se ha visto inmerso en casos de corrupción con cargo a adjudicación de obras y servicios públicos”, ha agregado.

Montiel ha destacado la necesidad de reformar el sistema fiscal y en este sentido, ha manifestado que es necesario incrementar los ingresos totales del sistema y aproximarlo a estándares europeos al tiempo que ha lamentado que hay Comunidades Autónomas como la madrileña, gobernada por el PP, con un comportamiento “desleal” hacia el resto de territorios porque “se ha convertido en un verdadero paraíso fiscal para las grandes fortunas y patrimonios dentro de España”.