Se aprueba definitivamente la Ordenanza de Ocupación de Dominio Público Municipal

Ayuntamiento de Valencia

El Ayuntamiento de Valencia ha aprobado este viernes definitivamente, en el pleno ordinario de junio y con los votos a favor de PP y en contra los de los tres grupos de la oposición –PSPV, Compromís y EU– la Ordenanza Reguladora de la Ocupación del Dominio Público Municipal. Todos los miembros de la corporación local han considerado que se trata de una norma necesaria para regular aspectos que hasta ahora no lo estaban y unificar criterios sobre el uso del espacio público de la ciudad.

No obstante, los tres grupos de la oposición han expresado su rechazado por considerar, después de haber concluido el periodo de alegaciones abierto tras su aprobación inicial en un pleno anterior, que la ordenanza es “totalitaria”, “controladora de las libertades”, que carece de “consenso y participación” y que “no convence a aquellos para los que va dirigida”.

En respuesta a PSPV, Compromís y EU, el concejal responsable de Actividades y Licencias, Félix Crespo, ha defendido el contenido de esta norma municipal y la participación que se ha dado en su elaboración teniendo en cuenta aportaciones de distintos colectivos. Crespo ha asegurado que una ordenanza “nunca” puede ser “totalitaria” porque se aprueba en un “órgano democrático” como es el pleno del consistorio y la comisión correspondiente. Ha censurado la “demagogia” de la oposición y ha lamentado que sus “argumentos” en contra del texto pretendan “desgastar muchos años de trabajo” para lograr este documento.

Antes de iniciarse el debate de este punto del orden del día ha intervenido en el pleno un representante del colectivo Lambda de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales, que ha lamentado que la administración local no haya aceptado la alegación que presentó a la ordenanza, encaminada a “considerar de interés especial” las actividades que realiza en la ciudad con motivo del Día del Orgullo Gay. El portavoz de la entidad ha indicado que ésta ha trabajado “para que la celebración sea la propia de una ciudad abierta” y se dirija a “todo el mundo en general”, tras lo que ha pedido el apoyo del consistorio en este sentido.

De este modo, ha reclamado que además de aprobar una declaración de apoyo a los colectivos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales –como el pleno ha hecho al final de la sesión plenaria–, el Ayuntamiento muestre “mayor colaboración”, en concreto, en la conmemoración de la citada fecha con el respaldo al desfile que se lleva a cabo y a todas las actividades que giran en torno a él. Ha pedido un “Ayuntamiento sin armarios” y ha invitado a la alcaldesa, Rita Barberá, y al resto de la corporación a “participar en todos los actos” del Día del Orgullo Gay.