Un nuevo logo para celebrar 30 años de señas de identidad

El Gobierno valenciano empleará a lo largo de 2014 en toda su imagen corporativa la marca conmemorativa del trigésimo aniversario de la aprobación y entrada en vigor de la Ley 8/1984, de 4 de diciembre, por la que se regulan los símbolos de la Comunidad Valenciana y su utilización. El emblema de la celebración, como se ve en la fotografía, reivindica las señas de identidad fruto del acuerdo entre los principales partidos políticos.

El portavoz del Consell, José Ciscar, explicó tras el pleno del Gobierno valenciano que lo que se pretende es resaltar la trascendencia de una ley “cuya inalterada pervivencia en el tiempo es la muestra más evidente de su significado e importancia para la consolidación de la autonomía política de la Comunitat Valenciana”. La Generalitat incluirá el logo del 30 aniversario en la papelería básica, las comunicaciones y soportes publicitarios, así como en otros elementos identificativos.

La ley sobre las señas de identidad valencianas, que cumplirá 30 años de vigencia en diciembre, fija las características formales de los símbolos de la Comunidad Valenciana: la bandera, el himno oficial y el emblema y el estandarte de la Generalitat. También regula su utilización por parte de las autoridades, su presencia en edificios públicos, documentos y actos, así como su relación de preeminencia con respecto a otros símbolos institucionales.

La implantación de la marca conmemorativa, aseguró Ciscar, “no supone un incremento de gasto” de los presupuestos de la Generalitat para 2014, ya que la utilización del logo en la papelería básica se llevará a cabo con medios propios mediante la inclusión del logotipo en las plantillas de aquellos documentos más frecuentes. Para ello, en la intranet de cada Conselleria se habilitará un enlace para acceder a la ubicación de estas plantillas.

El vicepresidente también concretó que la contratación del suministro de material fungible, es decir, papelería y soportes publicitarios, únicamente se realizará en las cantidades que se estime que vayan a ser consumidas antes del 1 de enero de 2015. Si queda material después de esa fecha, se seguirá utilizando hasta su liquidación.

En cuanto a los elementos no fungibles que puedan ser utilizados más allá del 31 de diciembre de 2014 “seguirán contratándose con la imagen corporativa de la Generalitat exclusivamente, de modo que se garantice su empleo en un tiempo más prolongado”, señaló.